Publicado 23/09/2021 20:44CET

Chad.- El líder de la junta militar de Chad defiende ante la ONU que "nada socavará" el compromiso de transición

Archivo - Los delegados, con mascarilla, guardan la distancia de seguridad durante la inauguración de la 75 sesión de la Asamblea General de la ONU.
Archivo - Los delegados, con mascarilla, guardan la distancia de seguridad durante la inauguración de la 75 sesión de la Asamblea General de la ONU. - ONU/ESKINDER DEBEBE - Archivo

"En las próximas semanas" se instalará un Consejo Nacional de Transición

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder de la junta militar de Chad, Mahamar Idriss Déby, ha defendido ante la Asamblea General de la ONU que el país africano está atravesando un "periodo de transición política" y que "nada socavará su compromiso", mientras que ha anunciado que "en las próximas semanas se instalará un Consejo Nacional de Transición que asumirá el papel de Parlamento provisional".

"Aprovecho la oportunidad que me brinda esta reunión para hablar sobre la situación política y de seguridad en mi país", ha arrancado Déby, para subrayar que Chad está inmerso en un "periodo de transición política" y que se ha creado el Consejo Militar de Transición (CMT) para "asegurar la continuidad del estado y garantizar la seguridad del país, gravemente amenazado por atacantes fuertemente armados que recorren el sur de Libia".

El líder del CMT ha pedido "un fuerte apoyo" a la comunidad internacional" frente a los "desafíos económicos, financieros y de salud", y ha aprovechado la ocasión para pedir a los chadianos que están fuera del país que regresen "sin miedo ni vacilación".

Déby también ha señalado que "en las próximas semanas se instalará un Consejo Nacional de Transición que asumirá el papel de Parlamento provisional", y ha subrayado que "el proceso de reconciliación nacional está en marcha y evoluciona a un ritmo apreciado tanto por los actores nacionales interesados como por la mayoría de nuestros socios".

"Nada socavará nuestro compromiso y nuestra determinación de llevar a término el actual proceso de transición", ha remachado.

Tras la muerte de Déby, su hijo asumió el liderazgo del país y el CMT nombró en mayo un nuevo Gobierno de transición en el que están integrados algunos opositores y con Albert Pahimi Padacké como primer ministro. El líder del CMT ha destacado que no busca eternizarse en el poder y ha prometido trabajar de cara a la estabilización del país y la celebración de elecciones.

La muerte de Déby --quien copaba el poder desde 1990, tras encabezar un golpe de Estado que derrocó al dictador Hissène Habré-- en plena ofensiva del Frente para la Alternancia y la Concordia (FACT) ha supuesto un duro golpe para la estabilidad del país y de la región, debido a su importancia en la lucha contra el terrorismo internacional en el Sahel y la cuenca del lago Chad.

LIBIA Y EL SAHEL

Respecto a Libia, el líder de la junta militar ha señalado que Chad "sufre todo el peso de las consecuencias de la crisis" que atraviesa, en términos de "ataques armados recurrentes lanzados desde el sur del país", como el último atentado, que provocó la muerte del expresidente Idriss Déby, un "ejemplo lamentable de ello".

"Por no hablar de la inseguridad y la inestabilidad crónicas instaladas mucho más allá en el Sahel desde 2012", ha apuntado, para señalar que "Chad está a favor de un proceso de desarme, desmovilización y reintegración de sus nacionales a sueldo de las facciones libias".

Asimismo, ha apuntado a la "necesidad imperiosa" de un mayor "apoyo multifácetico" a la comunidad internacional, después de reconocer "los sacrificios hechos por la Fuerza G-5 Sahel y la Fuerza Conjunta Multinacional contra Boko Haram en la Cuenca del Lago Chad", aunque "el peligro persiste y continúa causando estragos, sumiendo a poblaciones civiles inocentes en la desolación y la desesperación", ha alertado.