Publicado 28/08/2020 17:05:11 +02:00CET

Chad.- Más de la mitad de los habitantes de la provincia de Lago en Chad, desplazados por violencia e inestabilidad

Chad.- Más de la mitad de los habitantes de la provincia de Lago en Chad, despla
Chad.- Más de la mitad de los habitantes de la provincia de Lago en Chad, despla - OCHA/FEDERICA GABELLINI - Archivo

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de los habitantes de la provincia de Lago, en el oeste de Chad, se han visto desplazadas como consecuencia de los continuados ataques obra de los grupos yihadistas que operan en el lago que da nombre al país así como del rápido deterioro medioambiental que lleva aparejado el cambio climático en esta región, según ha alertado la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En total, unas 363.800 personas están desplazadas en esta provincia fronteriza con Camerún, Nigeria y Níger, un dato que supone un aumento del 22 por ciento con respecto a abril y que es la cifra más alta registrada hasta la fecha por la OIM.

La provincia de Lago, según la agencia de la ONU, se enfrenta a una doble crisis de seguridad y medioambiental. Desde 2015 ha sido escenario de ataques repetidos tanto por parte de Boko Haram como de su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA), pero estos se han recrudecido este año, lo que llevó al Gobierno de Idriss Déby a declarar en marzo "zona de guerra" dos departamentos en el marco de una operación militar.

"Este año, la región de Lago ha registrado las mayores precipitaciones en casi 30 años", explica Mouftah Mohamed, jefe de la OIM en la suboficina de Bagasola, en Lago, y las lluvias aún no han terminado. Por ello, precisa, "estamos siendo testigo de inundaciones repentinas de localidades y campos, lo que deja a miles de personas desplazadas".

Solo entre el 8 y el 16 de agosto, casi 11.800 personas se vieron desplazadas en Fouli, Kaya y Mamdi, una cifra récord en un periodo de tiempo tan breve. El 64 por ciento de ellos huyeron por el deterioro de la seguridad y el 36 por ciento por las inundaciones.

"Es crucial que aumentemos las intervenciones de desarrollo para fortalecer la resiliencia en la región y ayudar a la población y las comunidades a recuperarse mejor y lo más rápidamente posible", reclama la jefa de la OIM en Chad, Anne Kathrin Schaefer.