Publicado 20/03/2021 09:34CET

Chad.- El opositor chadiano Salé Kebzabo llama a sus compañeros al boicot de las elecciones presidenciales

Archivo - El presidente de Chad, Idriss Déby
Archivo - El presidente de Chad, Idriss Déby - PRESIDENCIA DE CHAD - Archivo

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El opositor Salé Kebzabo ha declinado participar en las elecciones del próximo 11 de abril en Chad, donde el presidente del país, Idriss Déby, se presenta a un polémico sexto mandato, y ha instado a todos los grupos opositores a que sigan sus pasos y boicoteen los comicios.

Kebzabo, presidente de la socialdemócrata Unión Nacional para la Democracia y la Renovación, que cuenta con una decena de escaños en el Parlamento chadiano, ha realizado este anuncio en rueda de prensa celebrada este viernes, acompañado de otros dos opositores, Ngarlejy Yorongar y Théophile Bongoro.

"Hoy (por el viernes) comparecemos los tres para anunciar oficialmente nuestra retirada y mantenemos nuestra posición. Y también creemos que el resto de candidatos, si realmente dicen ser candidatos de la oposición, deberían asumir la misma postura. Es decir, no presentarse a estas elecciones, cuyo objetivo conocemos todos, y son una farsa", ha indicado en declaraciones a Radio Francia Internacional.

En respuesta, el portavoz del partido de Déby, el Movimiento Patriótico Social, Jean-Bernard Padaré, ha restado importancia al anuncio, que ha descrito como un "no acontecimiento".

"El compromiso de presentarse es una convicción individual, todos saben por qué se postulan al voto de nuestros conciudadanos. En cualquier caso, creemos que es hora de que el señor Kebzabo se retire y se vaya a descansar. Sin ánimo de ofender: es un poco ridículo. Hay que ser más serios", ha indicado.

Déby anunció a principios de febrero que se presentaría a un sexto mandato en el país, que gobierna desde 1990, en medio de protestas en Yamena para pedir su salida del poder. El presidente llegó al poder por las armas con el apoyo de Francia tras derrocar al dictador Hissène Habré, y fue elegido presidente en los primeros comicios pluralistas en 1996.

Desde entonces, siempre ha sido elegido en la primera vuelta, a pesar de haber sido acusado en numerosas ocasiones por la oposición de perpetrar fraude electoral. El presidente es considerado como un actor instrumental en el tablero político africano, aliado crucial en la lucha contra los yihadistas en el Sahel.

Contador