Publicado 14/12/2020 18:58CET

Chad.- El presidente de Chad promulga la nueva Constitución y aboga por "la renovación útil de la nación"

El presidente de Chad, Idriss Déby
El presidente de Chad, Idriss Déby - PRESIDENCIA DE CHAD - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chad, Idriss Déby, ha promulgado este lunes la nueva Constitución, a raíz del visto bueno expresado el 3 de diciembre por la Asamblea Nacional, el hasta ahora Parlamento unicameral del país, y el Tribunal Supremo unos días después.

"He visto esta mañana una emoción ciudadana", ha destacado el mandatario, quien ha felicitado a los parlamentarios por dar respuesta a la "dinámica popular", en referencia a la inclusión de las propuestas de modificación de la Carta Magna derivadas del Segundo Foro Nacional Inclusivo, que concluyó a finales de octubre con una serie de recomendaciones.

Así, ha defendido que las recomendaciones de este foro "son fruto de un análisis lúcido" y ha subrayado que "la evaluación realizada muestra la necesidad de un camino común en la vía de la democracia, la renovación y el progreso", según ha informado el portal de noticias chadiano Alwihda.

"Toda reforma institucional que va en el sentido del interés superior de la nación tiene una dimensión sagrada. La adaptación es necesaria para estar a la altura de los desafíos asociados al tiempo y las evoluciones que derivan del mismo", ha argüido.

Por ello, ha hecho hincapié en que su "principal preocupación" es "la renovación útil de esta nación". "Nuestra razón de ser es el futuro de Chad. Ninguna consideración debe trascender la fe patriótica y el amor al país. No tenemos razones para desesperar y no creer en este país", ha agregado.

Déby ha argumentado por ello que la modificación constitucional "es resultado de la voluntad popular" y ha reseñado la "obligación de contribuir a lograr la cohesión fraternal, la estabilidad, la paz y el desarrollo". En este sentido, ha pedido a la población unidad y se ha pronunciado contra los "cálculos políticos".

Entre las principales modificaciones figura la creación del cargo de vicepresidente y la de un Parlamento bicameral. Asimismo, contempla el restablecimiento del Tribunal de Cuentas, una remodelación del Consejo Económico, Social y Cultural y el reemplazo del Alto Consejo de Colectividades Autónomas y Líderes Tradicionales.

Según el nuevo texto, el vicepresidente será nombrado por el presidente del país y ocupará la Presidencia de forma interina en caso de que el mandatario esté fuera del país. Las condiciones sobre la interinidad serán fijadas con un acta reglamentaria que fijará los límites.

Por su parte, el proyecto contempla la creación de un Senado como Cámara Alta, junto a la Asamblea Nacional, mientras que el Tribunal de Cuentas será rehabilitado para convertirlo en un instrumento de control sobre la aplicación de las leyes de finanzas y cuentas públicas.

NUEVOS ENFRENTAMIENTOS INTERCOMUNITARIOS

En otro orden de cosas, al menos siete personas murieron el domingo en nuevos enfrentamientos intercomunitarios en el departamento de Tandjilé Centro, situado en el sur del país. Los incidentes han tenido lugar en Delbian y Béré y se han saldado con otros cinco heridos graves.

El gobernador de Tandjilé, Bournadet Waguing, se ha desplazado durante la jornada al lugar para analizar la situación e intentar calmar los ánimos, si bien la residencia del prefecto del departamento ha sido saqueada horas después en medio de un aumento de las tensiones en la zona.

Fuentes citadas por el portal Alwihda han indicado que los enfrentamientos estallaron entre pastores y agricultores a raíz de la destrucción de varios campos de cultivo de arroz, si bien las autoridades chadianas no se han pronunciado por ahora sobre las cusas de los incidentes.

La provincia de Mayo Kebbi Este, en el suroeste de Chad, fue escenario a finales de noviembre de unos enfrentamientos similares que se saldaron con más de 20 muertos por la destrucción de campos de cultivo, lo que llevó al gobernador provincial, Bachar Ali Souleymane, a decretar un toque de queda para "mantener el orden".

Los enfrentamientos entre agricultores y pastores son recurrentes en algunos países de África y debido a los efectos del cambio climático se están recrudeciendo en algunos de ellos, ya que la escasez de agua y de pastos obliga a los segundos a tener que buscar nuevas áreas de pastoreo, lo que en general suele entrar en conflicto con los terrenos agrícolas.