Chile/Argentina.- Chile considera "discriminatorio" aumento de precios de la gasolina a extranjeros en Argentina

Actualizado 11/07/2006 6:45:00 CET

SANTIAGO, 11 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno chileno dijo este lunes que considera como "discriminatoria" la medida anunciada por las autoridades argentinas de elevar los impuestos a los automóviles extranjeros que compren gasolinas en territorio trasandino.

Tras el acuerdo con Bolivia, la Casa Rosada dio a conocer esta recarga impositiva como una de las que le permitirá enfrentar los altos costos del gas que le venderá el país altiplánico.

Este lunes, y después de que la ministra chilena de Energía y Minería, Karen Poniachik, visitara Buenos Aires durante el fin de semana para informarse de las medidas argentinas, el jefe de la diplomacia del Gobierno de Michelle Bachelet entregó una reacción oficial sobre el anuncio argentino.

"La medida sería una discriminación, que no veríamos como un gesto particularmente integracionista, desde el punto de vista de la República Argentina", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Alejandro Foxley.

Sin embargo, más tarde, la ministra Poniachik anunció que según el gobierno argentino, la medida de gravar la venta de gasolina a extranjeros será "voluntaria" por parte de cada una de las expendedoras de combustibles.

Sin embargo, el canciller Foxley dijo que la medida es "contradictoria con el mensaje que repetidamente hemos recibido del Presidente (Néstor) Kirchner, en el sentido de que él personalmente está comprometido, junto a la Presidenta Michelle Bachelet, en facilitar la integración entre los dos países, y no a dificultarla".

"No quisiéramos que se dañe la alianza estratégica con una decisión que pueda ser excesiva", sentenció, dijo el ministro de Exteriores.

INCUMPLIMIENTO

Mientras, el actual senador de la Democracia Cristiana y ex presidente chileno Eduardo Frei Ruiz-Tagle, durante cuyo gobierno se firmaron la mayoría de los actuales convenios de venta de gas natural a Chile, expresó este lunes su molestia por lo ocurrido con el vecino país en materia de comercialización de combustible.

"No podemos seguir dependiendo porque ya sabemos que las medidas que toman nuestros vecinos, ni siquiera respetan los contratos. Si no se respetan los acuerdos, la convivencia se hace difícil y la situación se descompensa", dijo un molesto Frei, quien actualmente es el presidente del Senado chileno.

El ex gobernante y actual legislador dijo que la única salida para Chile es invertir y desarrollar proyectos energéticos propios que le permitan ser independiente de otras naciones.