Chile/Argentina.- Chile espera que Argentina cumpla los contratos vigentes sobre la venta de gas natural boliviano

Actualizado 06/07/2006 21:40:50 CET

La ministra de Energía viajó a Buenos Aires para tratar el tema en la Casa Rosada y "pedir explicaciones" al Gobierno Kirchner

SANTIAGO, 6 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno chileno espera que Argentina se comprometa al cumplimiento de los contratos vigentes sobre la venta de gas natural y que son anteriores al acuerdo suscrito entre los presidentes argentino, Néstor Kirchner, y boliviano, Evo Morales, el cual redundará en un aumento de precio del combustible para su comercialización con terceros países.

Así lo afirmó hoy jueves la ministra chilena de Energía y Minería, Karen Poniachik, poco antes de tomar un vuelo con destino a BuenosAires, donde se reunirá con autoridades de la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, para tratar sobre el tema.

Poniachik, quien viaja por mandato de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, aclaró ayer miércoles que no viaja a "negociar", sino a "informarse" de la nueva situación de los envíos de gas natural a Chile tras el acuerdo con Bolivia.

La Paz pidió extraoficialmente a Buenos Aires que no venda gas a Chile por su antigua demanda de recuperar una salida al mar, perdida en la Guerra del Pacífico, en 1879.

En entrevista con la emisora 'Radio Cooperativa' de Santiago, la ministra Poniachik dijo: "uno de los objetivos de nuestro viaje a Buenos Aires no es negociar, porque no vamos a negociar precios, sino a pedir explicaciones, saber qué es lo que quieren hacer y nosotros además transmitirles lo que les hemos dicho siempre, en el sentido deque esperamos que se cumplan los contratos y que, si llega a haber un efecto de este aumento de tarifas, éste sea el mínimo posible para los chilenos".

La ministra de Energía, que viaja junto al viceministro chileno de Asuntos Exteriores, Alberto Van Klaveren, reconoció que "van a ser conversaciones largas". "La (conversación) del viernes (mañana) creo que es la primera de muchas conversaciones, porque esto es un proceso. Y esperamos por supuesto, representar nuestros intereses y los intereses de los chilenos y de los empresarios que son clientes del gas argentino", indicó.

"Vamos a tratar (de) que el impacto para los chilenos sea el menor posible", dijo la ministra a 'Radio Cooperativa', oportunidad en la que confirmó que mañana será recibida por el secretario de Energía, Daniel Cameron, y después por el ministro argentino de Planeamiento, Julio De Vido.

"Me gustaría traer a los chilenos la reiteración del compromiso de que Argentina va a cumplir con sus contratos y con mantener el suministro domiciliario y de que el impacto en los precios será e lmás bajo posible", dijo la ministra. No obstante, reconoció: "vamos a tener que pagar precios entre 20 y 30% más caros, pero el sistema chileno no se va a paralizar".