Actualizado 31/05/2006 22:52 CET

Chile.- Bachelet legitima las demandas de los estudiantes y repudia la "inaceptable" represión policial

Los Carabineros destituyeron al oficial a cargo de los uniformados que golpearon ayer en las manifestaciones a jóvenes y periodistas

SANTIAGO, 31 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo hoy que considera legítimas las demandas de los estudiantes chilenos de secundaria, que hoy cumplieron su segunda jornada de protestas y paro, al tiempo de que repudió la represión policial de la que fueron víctimas los jóvenes y periodistas, a la que calificó de "inaceptable".

Tras reunirse con el presidente del Colegio de Periodistas de Chile, Alejandro Guillier, quien fue a expresar a la mandataria su malestar por las agresiones sufridas por cinco periodistas, brutalmente golpeados por policías durante las protestas de ayer, Bachelet habló en La Moneda para señalar que, como Gobierno, "no aceptaremos hechos repudiables".

El Ejecutivo de la médico socialista enfrenta la manifestación estudiantil más grande ocurrida en Chile desde 1972 y el primer gran conflicto social de su administración desde que asumiera, el pasado 11 de marzo, el poder en este país sudamericano.

Después de que ayer martes se produjeran más de 600 detenidos y una veintena de heridos entre civiles, policías y periodistas, los jóvenes estudiantes de secundaria mantienen hoy sus manifestaciones. En todo el país, son más de 600.000 los que no han ingresado a las aulas y han salido a las calles o se han mantenido ocupando sus centros de enseñanza para pedir transporte público gratis y también gratuidad en la prueba que permite el ingreso a las universidades estatales, así como reformas a la Ley de Jornada Escolar Completa y a la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE), heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Bachelet defendió la labor de los periodistas y de los otros profesionales de los medios que cubren las protestas. "Hemos manifestado nuestra indignación por los hechos acaecidos, tanto por los periodistas y camarógrafos como con estudiantes que han sufrido de un exceso, un abuso, una violencia repudiable e injustificable", indicó.

Poco después de la rueda de prensa que ofreció Bachelet en La Moneda, Carabineros (policía militarizada), organismo encargado de la seguridad pública, anunció la destitución del coronel Osvaldo Jara, quien estaba a cargo de los operativos durante la jornada de ayer martes, cuando cinco periodistas y decenas de estudiantes fueron brutalmente agredidos por los uniformados de las Fuerzas Especiales que reprimieron las manifestaciones.

Bachelet, quien durante la mañana encabezó una reunión de su comité político de ministros para analizar el tema de los estudiantes secundarios, dijo que el Gobierno está "dispuesto al diálogo" y anunció que pronto se anunciarán acuerdos con la Asamblea de Estudiantes Secundarios, que organiza las protestas.

A su vez, el presidente del Colegio de Periodistas de Chile, Alejandro Guillier, anunció querellas contra los policías responsables de las agresiones.