Chile.- Bachelet respalda a su ministro de Hacienda y descarta una rebaja en el impuesto del combustible

Actualizado 20/06/2006 22:48:55 CET

SANTIAGO, 20 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, descartó hoy que su Gobierno decrete una rebaja en el impuesto que, por ley, se incluye en el precio de los combustibles, con lo que respaldó la posición de su ministro de Hacienda, Andrés Velasco.

"Yo quiero hacer un llamado a la prudencia y a la responsabilidad, ésta es una discusión seria, no queremos desvestir santos para vestir otros. Eso no tiene ninguna gracias y tenemos que ir mejorando todas las cosas que hacemos", dijo Bachelet al responder a las demandas de varios sectores políticos y de organizaciones ciudadanas que pidieron que se derogue el mencionado impuesto, debido a que el litro de combustible superó el valor de un euro, es decir, casi 700 pesos chilenos.

Bachelet explicó que si se termina con dicha carga tributaria, el Estado de Chile dejaría de recibir cerca de 397 millones de euros, unos 500 millones de dólares, "que se están usando hoy día para gasto social, pero también para la construcción y pavimentación, por ejemplo, de caminos rurales, que no pueden ser concesionados".

"Lo que no es posible es pedir que gastemos más, pero con menos recursos permanentes, no se pueden hacer las dos cosas; uno lee los diarios y ve que algunos dicen 'más para esto, más para esto, más para esto', pero por otro lado dicen 'bajemos los impuestos, bajemos los impuestos, bajemos los impuestos' y es verdad que hoy estamos con un buen precio del cobre, pero eso no es permanente", dijo la presidenta al criticar las peticiones de los partidos de la derecha.

Bachelet rebatió los argumentos a favor de la rebaja del impuesto al señalar que el "65% del gasto en gasolina lo realiza el 40% más rico de la población". "No podemos llegar y tomar cualquier medida por popular que pueda parecer sino hay un diseño y estudio serio que pueda avalar que ese proyecto sirva y que pueda perdurar en el tiempo. Se trata de que podamos usar bien los recursos del Estado", concluyó.