Chile.- Banco de Hong Kong dice que los documentos sobre el oro de Pinochet "son falsos" y La Moneda anuncia "cautela"

Actualizado 27/10/2006 4:50:35 CET

SANTIAGO, 27 Oct. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Hong Kong & Shanghai Banking (HSBC) dijo este jueves que los documentos que le hizo llegar el Consejo de Defensa del Estado chileno (CDE) y que demostraban que el ex dictador Augusto Pinochet tenía 9 mil lingotes de oro en esa entidad financiera "son falsos".

La denuncia fue reconocida ayer por las autoridades chilenas, cuyo cónsul en Los Ángeles, Estados Unidos, recibió una denuncia de un agente de bolsa norteamericano, Al Landry, que entregó documentación quedaba cuenta de que el ex dictador mantenía depósitos del metal precioso estimados en unos 127 millones de euros, unos 160 millones de dólares.

El desmentido del banco causó una inmediata reacción en el Gobierno chileno, cuyo portavoz, Ricardo Lagos Weber, expresó que aunque no es posible dudar de los dichos del banco, La Moneda seguirá "con cautela" las investigaciones que de esta denuncia realizan los tribunales de justicia en Chile.

En un breve comunicado, el Hong Kong & Shanghai Banking dijo que, tras una "acuciosa" revisión de los documentos enviados por el CDE chileno, es posible afirmar que Pinochet "no dispone de depósitos en esta institución".

"El Consejo de Defensa del Estado ha tenido la gentileza de permitir a HSBC revisar la documentación que sugiere que el banco mantiene depósitos en oro por el valor de US$ 160 millones en Hong Kong a nombre del señor Augusto Pinochet", dijo el banco. "El HSBC está en condiciones ahora de confirmar que estos documentos son falsificaciones y que no se han encontrado esos fondos", señala.

El comunicado cierra el desmentido señalando que "el HSBC continuará cooperando con las autoridades chilenas en esta materia, si es requerido para estos efectos".

DOCUMENTOS A NOMBRE DE PINOCHET

El agente de bolsa Al Landry aseguró a los medios chilenos que recibió la denuncia contra Pinochet de Kevin Shari, quien adjuntó 25 páginas con copias escaneadas de 12 documentos que daban cuenta de la supuesta existencia de 9.620 kilos de oro de alta pureza (99,9 por ciento), los que habrían sido depositados el 7 de noviembre de 1980 en el HSBC de Hong Kong, bajo el Nº 81070 D.C. 72, a nombre de Augusto Pinochet.

La documentación fue enviada a Santiago, donde fue revisada por el director jurídico del Ministerio de Asuntos Exteriores, Claudio Troncoso, quien los remitió al Consejo de Defensa del Estado. También recibió una copia el juez Carlos Cerda, quien investiga las millonarias cuentas que el ex dictador mantenía en el Banco Riggs de Estados Unidos, caso por el cual está procesado por evasión tributaria, enriquecimiento ilícito y fraude al Fisco, al igual que su esposa, cuatro de sus cinco hijos, su ex secretaria y su ex albacea.

La veracidad del depósito en oro fue desmentida por uno de los hijos de Pinochet, Marco Antonio, quien denunció que su padre es víctima de una campaña de desprestigio. Asimismo, el jefe de los abogados del ex dictador, Pablo Rodríguez, dijo que está tan seguro de la inocencia de su cliente, que anunció que renunciará a su defensa "si se encuentra un solo gramo de oro".

Por su parte, la derecha opositora al gobierno de centro izquierda de Michelle Bachelet ha argumentado que esta denuncia es una "cortina de humo" del oficialismo para "tapar" las denuncias de corrupción que por estos días afecta al estatal Chile Deportes y que involucra a legisladores de la alianza gobernante.

LA MONEDA ACTUARÁ "CON CAUTELA"

En tanto, al conocer el desmentido del Hong Kong & Shanghai Banking, el portavoz de La Moneda, ministro Ricardo Lagos Weber, dijo que el Gobierno no tiene por qué no creer al organismo financiero, pero, "de todas formas, actuará con cautela" para seguir investigando en los tribunales.

Los antecedentes fueron entregados al juez Juan González, quien reemplaza a Carlos Cerda en el Caso Riggs, quien está suspendido por una orden de no innovar interpuesta por la defensa del ex dictador, que mantiene el caso "congelado".

No obstante, el juez González fue autorizado este jueves por la Corte de Apelaciones de Santiago y envió dos exhortos a Hong Kong y a Alemania, para investigar la veracidad de la denuncia. Lagos Weber aseguró que el hecho de haber dado a conocer la denuncia, aunque el Hong Kong & Shanghai Banking la haya desmentido, no implica que el gobierno se haya apresurado.

"Si es cierto lo que dice el banco, que no tengo por qué dudarlo, por lo menos hasta donde ellos tienen su información, quiere decir que va a haber menos trabajo que hacer en la causa que lleva el juez", explicó a Radio Cooperativa.

"El Gobierno, lo único que ha hecho, es que el cónsul recibe una información, evalúa si esta información puede ser de alguna relevancia, la transmite a Santiago y en la capital dicen: 'entre archivarlo y no archivarlo, lo envío'", dijo.