Actualizado 18/12/2012 16:39:54 +00:00 CET

Chile/Bolivia.- Chile asegura que "no tiene problemas limítrofes" con Bolivia ante una posible demanda ante la CIJ

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Chile, Alfredo Moreno, ha asegurado este martes que su país "no tiene problemas limítrofes" con Bolivia ante una posible demanda del Ejecutivo de La Paz ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para conseguir una salida al mar.

Chile y Perú mantienen actualmente un contencioso ante la CIJ por la división de sus aguas territoriales. Lima aspira a recuperar el dominio de decenas de miles de kilómetros cuadrados de mar controlados por Chile desde la Guerra del Pacífico (1879-1884). Santiago apela a dos acuerdos pesqueros de los años cincuenta para dar el tema por zanjado.

Moreno se ha referido a este tema, destacando el papel del equipo jurídico durante la fase oral que han mantenido Chile y Perú ante la CIJ, que acabó el pasado viernes. El ministro de Exteriores ha destacado la "solidez" de los argumentos de Chile para defender sus posturas ante Lima.

A esta demanda podría unirse dentro de poco la de Bolivia. A principios de diciembre, el presidente boliviano, Evo Morales, declaró que su Gobierno tiene "casi concluida" la demanda contra Chile mediante la cual reclamará ante la CIJ la salida al Pacífico perdida por Bolivia a finales del siglo XIX.

En una comparecencia ante el Parlamento, el ministro Moreno ha asegurado este martes que "Chile no tiene problemas limítrofes con Bolivia". "Chile tiene un acuerdo de 1904 que fue libremente celebrado. Muchísimos años después de la guerra, 20 años después de tener el fin de la guerra, fue aprobado por los Congresos", ha explicado.

"El Chile que conocemos no va a cambiar. No hay una disposición del Gobierno de Chile de dar una parte soberana a otro país. Por lo demás no hay ningún ejemplo en la historia contemporánea de un país que le regale a otro un pedazo de su territorio", ha destacado.

El ministro de Exteriores ha indicado que está dispuesto a dialogar con La Paz para mejorar el acceso de Bolivia al mar, pero también para firmar una serie de pactos para explotar algunos ríos que discurren por ambos países.