Publicado 18/12/2021 14:04CET

Chile.- Boric hace un llamamiento a derrotar al "heredero del pinochetismo" en las presidenciales de Chile

El candidato de izquierda a la Presidencia de Chile, Gabriel Boric
El candidato de izquierda a la Presidencia de Chile, Gabriel Boric - FERNANDO RAMÍREZ - COMANDO GABRIEL BORIC/AGENCIAUN

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato de izquierda a la Presidencia de Chile, Gabriel Boric, ha hecho un llamamiento a la sociedad chilena para derrotar al "heredero del pinochetismo" en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales chilenas prevista para este domingo.

"Nos unimos para democratizar Chile, nos unimos para tener una nueva Constitución y ahora nos vamos unir para derrotar al heredero de este gobierno y del pinochetismo. Este domingo ganamos la segunda vuelta", ha destacado Boric durante el acto de cierre de campaña en Santiago.

Boric se ha referido veladamente a su rival, el ultraderechista José Antonio Kast, sin nombrarlo, pero sí ha mencionado a Lucía Hiriart, viuda del dictador Augusto Pinochet, fallecida el jueves, y ha recordado que ha muerto "en la impunidad".

"Ha muerto en la impunidad pese al profundo dolor y división que causó en nuestro país Lucía Hiriart. Hoy día quiero entregar nuestros respetos, nuestra conciencia a todas las víctimas de la dictadura de la que fue parte y símbolo", ha afirmado Boric.

"Hoy estamos aquí porque trabajamos por la justicia y la vida digna sin caer en provocaciones y violencia que es de donde vienen aquellos que hoy día están del otro lado", ha argumentado.

Así, ha apostado por "una nueva era de unidad, de paz e igualdad para todo Chile". "Hoy día, no podemos sino estar agradecidos, no solo de quienes estar presentes si no de todos quienes estuvieron antes que nosotros, porque estamos parados en hombros de gigantes", ha remachado.

Este domingo Kast y Boric se disputan la Presidencia de Chile en una segunda vuelta que enfrenta a dos modelos de país totalmente contrapuestos. Mientras Kast reivindica la herencia económica de la dictadura de Pinochet y promete seguridad, Boric se ofrece como receptor de las demandas de justicia del estallido social que propició la convocatoria de unas elecciones constituyentes.