Publicado 25/10/2021 17:28CET

Chile.- Chile "suspende" en materia de DDHH dos años después del estallido social, critica Amnistía Internacional

Archivo - Imagen de archivo de protestas en Chile.
Archivo - Imagen de archivo de protestas en Chile. - MATIAS BASUALDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Carabineros "mantiene a agentes que podrían estar involucrados en violaciones de DDHH", algo "peligroso"

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Chile "suspende" en materia de Derechos Humanos dos años después del estallido social, tras el que "no se han producido los cambios sustanciales que ya deberían estar en curso", mientras la "impunidad" sigue estando en el centro de las denuncias situando a la "justicia y reparación" lejos de hacerse realidad, ha denunciado este lunes Amnistía Internacional.

Las denuncias realizadas por las víctimas o sus familiares al Ministerio Público, "avanzan con mucha lentitud", mientras que en la mayoría de ellas "no existen responsables identificados y excepcionalmente, hay perpetradores formalizados", ha denunciado al respecto la presidenta de la junta directiva de Amnistía Internacional Chile, Sofía Lanyon, en una entrevista con Europa Press.

Lanyon ha lamentado que las víctimas de violaciones de Derechos Humanos y sus familiares "aún están lejos de obtener justicia y reparación" y que la institución de Carabineros "estaría manteniendo policías que podrían estar involucrados en dichas vulneraciones actualmente en servicio y controlando el orden público, lo cual es peligroso".

A esto se suma que "no ha habido definición de la responsabilidad de mando institucional", pese a que existe legislación nacional e internacional sobre la materia que permitiría hacerla efectiva, algo "inaceptable", porque "fortalece y asegura la impunidad", ha criticado Lanyon.

Precisamente el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha publicado un informe en el que ha reseñado que las violaciones a los Derechos Humanos siguen cometiéndose en Chile y ha denunciado que "la demora en los procesos judiciales genera en las víctimas una sensación de desamparo", mientras que muchas "se sienten afectadas por la falta de reconocimiento expreso del Estado de que se han cometido violaciones de Derechos Humanos".

En este mismo documento se alerta de que, respecto a la función policial, y aunque "se observa una reducción del uso de escopetas antidisturbios", que causaron cientos de casos de trauma ocular en 2019, así como "la actualización en curso de varios protocolos que rigen el uso de la fuerza por parte de Carabineros", se sigue registrando un "uso inadecuado de cartuchos lacrimógenos y carros lanza agua contra las personas".

REFORMAR CARABINEROS

En este sentido, desde Amnistía Internacional han lamentado que, entre las principales recomendaciones que se deberían haber emprendido, está la reforma estructural de Carabineros "con miras a crear una Policía respetuosa y garante de los Derechos Humanos y la rendición de cuentas de los altos mandos institucionales por los crímenes cometidos con ocasión del estallido social, como un mecanismo de justicia, reparación y no repetición".

Pero no solo ha criticado que no se haya emprendido la reforma, sino que "el Gobierno ha demostrado que no tiene la voluntad de llevarla a cabo", a la vez que desconocen "la generalidad con la que se realizaron ataques contra las personas que se manifestaron pacíficamente en lugares públicos, afirmando que se trató de casos aislados".

Lanyon también ha afeado a las autoridades que se desconoce la desproporción y abuso en el uso de la fuerza por parte de Carabineros, asegurando que fueron estrategias para dispersar a los manifestantes y con un armamento adecuado para esos fines en un discurso que "niega la brutalidad y generalidad de la violencia utilizada por la Policía contra la población, de la responsabilidad que le cabe a los altos mandos institucionales y la responsabilidad de las autoridades políticas a las que debe someterse la policía".

"Todo esto permite a la autoridad promover una reforma a la institución que no aborda íntegramente los problemas detectados", ha lamentado, para destacar, sin embargo, que las autoridades "pueden hacer varias cosas para mejorar la situación de los Derechos Humanos en el país", en consonancia con las obligaciones que emanan de tratados internacionales.

Para esto, el Gobierno debe reconocer las conclusiones de los informes de organizaciones internacionales elaborados a propósito de la situación de Chile a partir de octubre de 2019: "Fuimos cuatro entidades expertas en la materia las que coincidimos en que durante ese período sí se cometieron violaciones a los Derechos Humanos --AI, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Human Rights Watch (HRW) y el ACNUDH--".

"Esperamos que la Fiscalía pueda avanzar en todas estas materias y que el Gobierno destine los recursos necesarios para las investigaciones, de manera que se pueda hacer prontamente justicia en Chile", ha concluido.