Publicado 29/09/2021 17:02CET

Chile.- La Convención Constitucional ratifica el quórum de dos tercios para aprobar las normas constitucionales

Archivo - Sesión de la Convención Constitucional chilena
Archivo - Sesión de la Convención Constitucional chilena - SEGPRES/Agencia Uno/dpa - Archivo

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Convención Constitucional de Chile ha ratificado este miércoles el quórum de dos tercios para aprobar las normas constitucionales, uno de los principales escollos en las discusiones sobre el reglamento que regirá el órgano de cara a redactar la nueva Carta Magna.

Los dos tercios de quórum se han impuesto sobre la propuesta de los convencionales de Chile Digno, pueblo Constituyente, Movimientos sociales y los escaños reservados, que pretendía modificarlo para que fueran necesarios tres quintos del pleno para aprobar las disposiciones que formarán la nueva Constitución, informa 'La Tercera'.

Con la votación de esta disposición y otras que se han abordado este miércoles, la convención está a punto de finalizar la aprobación de su Reglamento General, tras lo cual se empezará a debatir el nuevo texto de fondo de la Carta Magna, algo que sucederá a partir del próximo 18 de octubre, según el vicepresidente de la convención, Jaime Bassa.

Una fecha que, además de coincidir con el segundo aniversario del estallido social que precisamente derivó en la formación de esta convención, será apenas un mes antes de las elecciones presidenciales convocadas en Chile para noviembre.

La redacción de la nueva Constitución en Chile vendrá a sustituir a la anterior aprobada en 1980 bajo el régimen de Augusto Pinochet, que sigue siendo para muchos herencia de la dictadura militar y un texto que legitima la poca implicación del Estado a la hora de ofrecer los servicios más básicos a la ciudadanía.

El documento promueve un modelo socioeconómico neoliberal en uno de los países latinoamericanos con mayor desigualdad --posee el PIB per cápita más alto de la región--. Esta situación ha servido de carburante para la indignación y las protestas contra el Gobierno.

Contador