Chile.- La defensa de Pinochet amenaza con acciones legales por acusación de lingotes de oro

Actualizado 27/10/2006 22:29:25 CET

La Moneda asegura que hizo lo correcto y que no intentó afectar la honra del ex dictador.

SANTIAGO, 27 Oct. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La defensa del ex dictador Augusto Pinochet anunció hoy que iniciará acciones legales en contra de los responsables de la denuncia contra el militar que lo acusaba de tener un depósito de 9 mil lingotes de oro por un valor de 127 millones de euros en un banco de Hong Kong.

Tras el comunicado del Hong Kong & Shanghai Bank (HSBC), que ayer jueves dijo que los documentos que acusaban a Pinochet "son falsos", el abogado del ex dictador, Pablo Rodríguez, quien había amenazado con renunciar a la defensa si se le encontraba "un gramo" de oro a Pinochet en el exterior, dijo que, ahora, los juristas que defienden al ex gobernante de facto buscarán a los responsables de la denuncia.

Asimismo, criticó el duros términos el proceder del Gobierno chileno al enfrentar la situación.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores tuvo estos documentos 10 días antes y tuvo plena constancia de que esto era un documento falso. No tomó ninguna medida para establecer su seguridad y en lugar de enviarlo al Consejo de Defensa del Estado (CDE), como era su deber, lo envió a tribunales de justicia con el objetivo de que acá se filtrara la noticia y pueda desacreditarse al general Pinochet. La cancillería tiene responsabilidades y esa debe hacerse valer por la vía política", dijo Rodríguez.

COLOSAL BOCHORNO

En tanto, el nieto predilecto del ex dictador, Rodrigo García Pinochet, quien vivió junto a su abuelo el fallido atentado en su contra cometido en 1986, dijo hoy que con la comprobación de que la denuncia de los lingotes de oro es falsa, "el Gobierno experimentó un colosal bochorno".

"Considero que finalmente esto resultó ser un colosal bochorno por parte de la Cancillería y por ende del Gobierno, y se ha revelado burdamente la persecución política" que la familia acusa contra Pinochet, dijo Rodrigo García.

"Esto enloda el nombre (Pinochet) en forma tremenda, porque lamentablemente, como suele suceder en las denuncias públicas, las rectificaciones, y decir que finalmente fue mentira, es muy difícil llegar a todos los medios con el mismo espectáculo que surgió la denuncia primaria", dijo.

GOBIERNO

Por su parte, el ministro del Interior, Belisario Velasco, explicó a la prensa que si los antecedentes sobre la denuncia contra Pinochet fueron tomados en serio eso se debió a que las fuentes eran fidedignas.

El jefe de Gabinete de la Presidenta, Michelle Bachelet, descartó que, con la denuncia, se haya intentado enlodar la imagen del ex dictador.

"Esos antecedentes se recibieron a través del consulado en San Francisco, California, fueron puestos en conocimiento del Ministerio de Relaciones Exteriores, y se enviaron a Santiago. Para el Ministerio, el consulado es una buena fuente, lo que no quiere decir que los documentos sean ciertos. Lo que hizo el Ministerio con estos documentos fue enviarlos a los tribunales de Justicia y al Consejo de Defensa del Estado", explicó.

"Aquí no se ha jugado con la honra de nadie. Hay antecedentes que hacen a muchos chilenos pensar lo contrario. Hay 27 millones de dólares en cuentas corrientes en el exterior, certificadas por los tribunales, entonces esto aparecía como algo más", dijo el ministro del Interior.

JUEZ SIGUE INVESTIGANDO

No obstante el desmentido del HSBC, el juez Juan González, quien reemplaza a Carlos Cerda en la investigación por las millonarias cuentas secretas del Banco Riggs, ya que fue suspendido por un recurso de la defesa de Pinochet, dijo que seguirá indagando.

González, tras una autorización de la Corte de Apelaciones de Santiago, envió ayer dos exhortos, a Hong Kong y Alemania, para verificar la denuncia.

"Vamos a continuar con las diligencias, no obstante lo manifestado por el representante del banco, ya que hay que determinar cómo se originó esto. Sería uno de los fines también de la investigación, saber quiénes son los responsables en esta supuesta falsificación", explicó el magistrado.