Chile.- La defensa de Pinochet considera "injurioso" vincular al ex dictador con la muerte del ex presidente Frei

Actualizado 18/08/2006 20:28:00 CET

SANTIAGO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El abogado Pablo Rodríguez, que dirige la defensa de Augusto Pinochet en diversos procesos judiciales en su contra, consideró "injuriosas" las imputaciones por su presunta vinculación con la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva.

Asimismo, el letraso aseguró esta mañana tener la certeza "más absoluta" de que la muerte del ex presidente Frei, ocurrida en los años ochenta, se debió a razones médicas y en ningún caso "a una intervención de terceros".

Sin embargo, la senadora Carmen Frei aseguró hoy que "todos recuerdan que en CHile había una persona que mandaba "y no se movía una hoja sin que él lo supiera". "Yo no quisiera pensar, hasta que el juez no lo diga, pero hacia allá van todas las sospechas", afirmó.

No obstante, el abogado insistió esta mañana en que si existieran personas involucradas en la muerte de Frei, también tiene la certeza de que Pinochet "no tiene ninguna responsabilidad ni tiene conocimiento de ello".

Rodríguez hizo ver que cada vez que se alega una causa en tribunales que vincula al ex dictador "se monta inmediatamente una campaña propagandística destinada a generar una atmósfera hostil en contra del ex Presidente de la República".

A su juicio, además de litigar ante los tribunales, se litiga mediante los medios de comunicación para crear atmósferas contrarias a la persona del ex uniformado, según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

El médico cirujano Augusto Larraín, quien operó al ex presidente Frei Montalva (1964-1970), dijo anoche que "hubo manos negras" en la muerte del ex gobernante, que falleció en extrañas circunstancias a causa de esa intervención quirúrgica, en 1982.

En una entrevista exclusiva concedida a 'Canal 13', confirmó que tras operar al ex gobernante su paciente sufrió una crisis séptica, derivada de una infección posoperatoria, que atribuyó a la intervención de terceros.

Las declaraciones del especialista confirman la tesis de la familia del ex presidente, que inició acciones legales para esclarecer la muerte de Frei, quien murió a pesar de que la operación era "menor y de baja complejidad".

La familia Frei asegura tener antecedentes que indican que el ex presidente fue asesinado por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), órgano de la represión de la dictadura, que actuaba por órdenes directas del ex dictador Augusto Pinochet.

Asimismo, la familia vincula con el crimen al químico chileno Eugenio Berríos, que murió tras ser secuestrado y llevado a Uruguay en 1991, en una operación instigada por agentes del Ejército chileno, destinada a silenciar al ex agente.