Publicado 13/05/2020 21:19:46 +02:00CET

Chile.- La deuda total de las empresas chilenas alcanzó el 131% del PIB en el primer trimestre

La deuda total de las empresas chilenas alcanzó el 131% del PIB en el primer trimestre
La deuda total de las empresas chilenas alcanzó el 131% del PIB en el primer trimestre - PIXABAY - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La deuda total de las empresas chilenas alcanzó el 131% del Producto Interior Bruto (PIB) al cierre del primer trimestre del año, debido en gran parte a la depreciación del peso frente al dólar, según el informe de estabilidad financiera publicado por el Banco Central de Chile.

El texto prevé que los efectos de las restricciones a la actividad como consecuencia del Covid-19, y la caída de ingresos se reflejarán en un deterioro de la posición financiera de las empresas, limitando así su capacidad de pago.

Además, una parte de compañías de mayor tamaño necesitará de financiación adicional para complementar su flujo de caja. "Estas empresas son relevantes en la generación de empleo, tienen numerosas relaciones comerciales con firmas de menor tamaño y su deuda bancaria es relevante dentro de los portafolios de los bancos", subraya.

"La asignación de crédito presenta grandes desafíos en el actual escenario económico, donde la banca enfrentará los aumentos en el riesgo de crédito con menores holguras de capital", ha indicado el instituto emisor.

De este modo, el texto apunta que una contracción significativa de la actividad producirá un deterioro en los indicadores financieros de la banco, debido al aumento en la morosidad.

En esta línea, la disminución de 'holguras' de capital y el uso intensivo de garantías como mitigador de riesgo de crédito implican una menor capacidad de la banca para enfrentarse a un mayor deterioro de la situación actual, por lo que las medidas de mitigación que se están implementando "serán fundamentales para una respuesta adecuada de la banca en la provisión de crédito".

El instituto emisor ha señalado que, en el actual contexto de crisis económica, la estabilidad del sistema financiero y el rol de las políticas públicas son "elementos centrales", ya que, por una parte, se requiere que el sistema financiero cumpla su rol de proveer crédito; mientras que por la otra se requiere que las instituciones encargadas del diseño e implementación de las políticas públicas continúen monitorizando y ajustando las medidas ya puestas en marcha.

Por otro lado, el Banco Central de Chile alerta sobre "los eventos de tensión de inusual magnitud asociadas a la emergencia sanitaria global del Covid-19 a los que el sistema financiero chileno se enfrenta". Sin embargo, el instituto emisor señala que, si bien se ha observado alta volatilidad en el sector, esto no se ha traducido en eventos de disrupción financiera importantes, en parte, gracias a la implementación de medidas excepcionales de liquidez.

Respecto al mercado internacional, el texto destaca el deterioro de la actividad económica global "de forma drástica" a raíz de la pandemia de Covid-19, como consecuencia de las medidas de aislamiento social.

La entidad afirma que esto ha reducido de manera importante los ingresos de hogares y empresas, generando "serios problemas" de flujo de caja que podrían afectar el cumplimiento de las obligaciones financieras, incluso de agentes que, desde una perspectiva de medio plazo, son "plenamente solventes".

En el mercado chileno, el informe señala que las condiciones financieras han mostrado un deterioro, "exacerbado por ajustes de inversionistas institucionales", que balancearon sus portafolios hacia activos más líquidos.

La Comisión para el Mercado Financiero (CMF), el Ministerio de Hacienda de Chile y el Banco Central implementaron un conjunto de medidas con el objeto de mitigar el impacto económico de la emergencia sanitaria. Un grupo de las ellas buscan facilitar que hogares y empresas puedan hacer frente a la crisis, y otras otorgan flexibilidad a las instituciones financieras para acomodar sus impactos.

El informe sostiene que las medidas adoptadas han acentuado las fortalezas del sistema financiero chileno. "A pesar de la magnitud de los eventos que han afectado a la economía, los impactos en mercados financieros han sido acortados", apunta.

Contador