Actualizado 17/12/2013 20:58 CET

Estudiantes chilenos seguirán las protestas si no se les escucha

SANTIAGO, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los estudiantes chilenos han advertido este jueves de que, si el Gobierno que surgirá de las elecciones generales del próximo 17 de noviembre no aborda sus demandas, el próximo año seguirán las movilizaciones por una educación pública, gratuita y de calidad.

   "Esperamos que esté dispuesto a considerarnos, porque si no, el próximo año va a haber movilizaciones. Los estudiantes no nos vamos a ir a casa", ha dicho el presidente de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), Moisés Paredes.

   El líder estudiantil ha subrayado que "el candidato que asuma (la Presidencia del Gobierno) el próximo año, debe asumir también el cambio del ciclo político que se inició en 2011, o si no su Gobierno será igual que el de Sebastián Piñera".

   Paredes ha realizado estas declaraciones después de la marcha que los estudiantes han convocado para este jueves en Santiago con motivo del 40º aniversario del golpe de Estado liderado por el general Augusto Pinochet contra el Gobierno de Salvador Allende.

   Entre 25.000 y 80.000 personas --según datos de los estudiantes y de Carabineros, respectivamente-- han recorrido el centro de Santiago en una marcha que ha transcurrido de forma pacífica hasta que, como en ocasiones anteriores, grupos de encapuchados han atacado a los agentes que la vigilaban.

   Los disturbios se han concentrado en la Estación Mapocho. Los encapuchados han levantado barricadas y han lanzado piedras y palos a los agentes, que han respondido con chorros de agua y gases lacrimógenos, según el diario chileno 'El Mercurio'.

   Como consecuencia de ello, 214 personas han sido detenidas, entre ellas 52 menores de 18 años de edad, y 34 agentes han resultado heridos, de acuerdo con el jefe de Carabineros de la Región Metropolitana, Eliecer Solar.

   "Esta marcha fue relativamente tranquila, pero empañada por los encapuchados de siempre, que no respetan la ley ni los acuerdos", ha dicho, al tiempo que ha negado el uso de balas de gama, tal y como denuncian algunos manifestantes.

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

   Desde hace tres años, estudiantes y profesores se manifiestan en las principales ciudades chilenas en demanda de una educación pública, gratuita y de calidad que sustituya al actual sistema de financiación a través de créditos bancarios.

   El Gobierno de Piñera presentó una reforma educativa para que el Estado asuma la gestión de los créditos bancarios en la enseñanza universitaria con mejores condiciones que las ofrecidas hasta ahora por la banca privada a los estudiantes.

   Los estudiantes han rechazado esta propuesta porque no responde a su deseo de que Chile tenga, por primera vez en su historia, una educación pública, gratuita y de calidad, ya que, aunque mejora el sistema existente, aún obliga a los alumnos a recurrir a créditos para financiar la educación universitaria.