Chile/Francia.- Jacques Chirac destaca, durante su visita a Chile, el progreso de la democracia en Latinoamérica

Actualizado 27/05/2006 9:43:30 CET

SANTIAGO DE CHILE, 27 May. (EP/AP) -

El presidente francés Jacques Chirac afirmó el viernes en Chile que no se debe juzgar la elección de presidentes izquierdistas en América Latina porque fueron escogidos democráticamente y también afirmó que el presidente indígena de Bolivia, Evo Morales, había devuelto el honor a su pueblo.

"Uno no puede querer a la vez el sufragio universal y luego no querer reconocer los resultados", afirmó en abierta alusión a la elección de gobernantes de izquierda en América Latina.

Tras entrevistarse con su homóloga chilena, la socialista Michelle Bachelet, al inicio de una visita oficial de dos días a Chile, ambos gobernantes pronunciaron un discurso en el palacio de gobierno de La Moneda, y luego respondieron un par de preguntas de la prensa.

Consultado por la elección de presidentes izquierdistas en América Latina, Chirac respondió que "no tengo ningún comentario que hacer sobre las personas que han sido elegidas democráticamente".

"No hemos de juzgar la elección de tal o cual país, si sus dirigentes han sido elegidos de manera democrática", insistió Chirac.

Respecto a su asistencia a la Asamblea Constituyente que Morales debe inaugurar a comienzos de agosto, el mandatario francés dijo que no tendría problemas en concurrir si lo invitaran, mientras Bachelet dijo, escuetamente, que aun no ha decidido si asistirá o no.

Chirac dijo que conoció y escuchó a Morales cuando visitó Europa. "Me dio la impresión de tener ante mí a un hombre que le ha devuelto el honor a un pueblo que lo había perdido hace siglos".

Chirac, que llegó procedente de Brasil, viaja acompañado de cinco ministros de estado y de una delegación empresarial. Calificó los vínculos de Francia y Chile como "relaciones de confianza, de estima y amistad".

Ambos países tienen en común el haberse opuesto a que Estados Unidos invadiera Irak, el 2003 y, junto a Brasil, promueven la Iniciativa contra el Hambre y la Pobreza.

Los dos gobernantes destacaron que debe continuar la ayuda internacional a Haití, el país más pobre de la región.

También insistieron en la promoción del multilateralismo y el derecho internacional "como instrumentos para enfrentar los desafíos del mundo actual a fin de preservar la paz y la seguridad internacional", según una declaración conjunta entregada a la prensa.

Hoy sábado se reunirán las ministras de Defensa de Chile y Francia, Vivianne Blanlot, y Michele Alliot-Marie, respectivamente, y uno de los temas que se estima que abordarán será el interés chileno por comprar un sistema satelital al European Aeronautic and Space Company (EADS). La venta debe ser aprobada por el Gobierno francés, y aunque las negociaciones han avanzado, no han concluído aún.

El satélite y sus accesorios, que tiene aplicaciones civiles y militares, tienen un coste cercano a los 40 millones de dólares, que serían pagados por las fuerzas armadas, que anualmente reciben el 10% de las ventas del cobre --cuyos precios han alcanzado niveles nunca antes vistos-- que este año se traducirán en unos 900 millones de dólares para los militares.

Esta es la primera visita a Chile de un gobernante francés desde 1964, cuando vino el general Charles de Gaulle.