El Gobierno accede a dialogar pero advierte de que si no da resultado desalojará los colegios ocupados

Actualizado 26/06/2013 9:00:10 CET

SANTIAGO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Chile ha reiterado su disposición a dialogar con los estudiantes que desde hace casi un mes ocupan los colegios que deben servir como centros de votación en las elecciones primarias del próximo domingo, pero ha advertido de que, si no da resultado, ordenará el desalojo.

"El Gobierno ha buscado y seguirá buscando los caminos del diálogo y los acuerdos para resolver este problema", ha sostenido el presidente chileno, Sebastián Piñera, instando a los estudiantes a "deponer su actitud" y "respetar la democracia".

No obstante, ha subrayado que "el Gobierno no va a permitir que una pequeña minoría, saltándose la ley, usurpe a 13 millones de ciudadanos su derecho democrático a participar en las elecciones primarias del próximo domingo".

"Si estos caminos de diálogo y estos acuerdos se agotan por la intransigencia de una minoría de alumnos, el Gobierno va a cumplir con su deber, va a resguardar el Estado de Derecho", ha dicho, según ha informado el diario chileno 'El Mercurio'.

Por su parte, la secretaria general del Gobierno, Cecilia Pérez, ha aclarado que si a las 00.00 horas del viernes (6.00 horas en España) los colegios siguen ocupados, se ordenará su desalojo, por medio de las Fuerzas Armadas o de Carabineros.

"Si un centro de votación está tomado, ¿Cuál es la medida que hay que tomar? Proceder al desalojo. Eso es lo que corresponde. Acá no puede estar en peligro la democracia por una minoría", ha apuntado, en declaraciones recogidas por Radio Cooperativa.

Interrogado sobre a qué cuerpo de seguridad corresponde llevar a cabo el desalojo, el ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, ha señalado a Carabineros. "Nuestras Fuerzas Armadas son respetuosas de todos los chilenos y no les corresponde desalojar colegios", ha considerado.

El próximo domingo los principales partidos políticos chilenos participarán en las primeras elecciones primarias que se celebran de forma oficial en Chile para elegir a sus candidatos a las elecciones presidenciales del 17 de noviembre.

La elecciones primarias se celebran en un clima de confrontación por las tomas que desde hace casi un mes han paralizado centros académicos en todo el territorio chileno, incluido el Instituto Nacional, cuyo rector, Jorge Toro, tuvo que dimitir el pasado viernes.

Los líderes de la Coordinadora Nacional Estudiantes Secundarios (Cones) y de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) anunciaron ayer al director del Servicio Electoral (Servel), Juan Emilio Cheyre, que no depondrán las tomas.

Así, recomendaron a Cheyre que ponga en marcha el Plan B de los municipios, que consiste en eliminar del listado de centros de votación los colegios ocupados y designar otros nuevos, con el despliegue logístico que ello supone, días antes de que se celebren las elecciones primarias.

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Desde hace más de dos años, estudiantes y profesores se manifiestan en las principales ciudades chilenas en demanda de una educación pública, gratuita y de calidad que sustituya al actual sistema de financiación a través de créditos bancarios.

El Gobierno de Piñera presentó una reforma educativa para que el Estado asuma la gestión de los créditos bancarios en la enseñanza universitaria con mejores condiciones que las ofrecidas hasta ahora por la banca privada a los estudiantes.

Los estudiantes han rechazado esta propuesta porque no responde a su deseo de que Chile tenga, por primera vez en su historia, una educación pública, gratuita y de calidad, ya que, aunque mejora el sistema existente, aún obliga a los alumnos a recurrir a créditos para financiar la educación universitaria.