Actualizado 06/04/2013 06:21 CET

Chile.- El Gobierno aclara que el ministro de Educación no dimitirá a pesar de la acusación constitucional

SANTIAGO, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Chile ha aclarado este viernes que el ministro de Educación, Harald Beyer, no dimitirá, a pesar de que la Cámara de Diputados ha aprobado una acusación constitucional en su contra por "notable abandono de sus deberes" al obviar las numerosas denuncias sobre el lucro ilícito en las universidades del país sudamericano.

La ministra de la Secretaría General, Cecilia Pérez, ha descartado que Beyer vaya a dimitir para evitar su destitución. "Él va a llegar hasta el final y cuenta con el respaldo del Gobierno y del presidente (Sebastián Piñera)", ha dicho.

Interrogada sobre si la postura del Ejecutivo puede cambiar, ha indicado que no se va a pronunciar "sobre supuestos de hecho". "En política hay que ser responsable y les digo que el ministro de Educación quiere avanzar hacia el Senado", ha reiterado.

Además, la portavoz gubernamental ha considerado que es necesario que así sea porque "cuando hay una injusticia uno tiene que llegar hasta el final para restituir su honor", según informa el diario 'El Mercurio'.

"El único camino que vemos, como Gobierno, es que la justicia se imponga en el Senado", ha insistido. "Los senadores saben que esta acusación constitucional no tiene ningún fundamento jurídico. Nosotros confiamos en su altura de miras", ha sostenido.

A título personal, la secretaria general del Gobierno ha subrayado que "el ministro de Educación es una de las personas más transparentes, honestas y fuertes" que ha conocido en la política chilena.

Ayer, tras tres horas de intenso debate, los diputados chilenos aprobaron la acusación constitucional contra Beyer por 58 votos a favor y 56 en contra, gracias al apoyo unánime de la bancada opositora y de los independientes.

La diputada independiente Alejandra Sepúlveda explicó que a Beyer se le acusa de "infringir probidad, omitir el deber de ejercer control jerárquico sobre el jefe de la División de Educación Superior, Juan José Ugarte, y omitir el deber de fiscalizar a las universidades".

Beyer ha argumentado que el lucro ilícito en las universidades es difícil de detectar porque como ministro de Educación no cuenta con las herramientas legales necesarias para ello, por lo que ha considerado que la acusación constitucional es "politiquería".

Ahora, la acusación constitucional pasará al Senado, que actuará como jurado. Una comisión de tres diputados opositores --Fuad Chaín (Partido Demócrata Cristiano, DC), Marco Antonio Núñez (Partido por la Democracia, PPD) y Manuel Monsalve (Partido Socialista, PS)-- la defenderá en la cámara alta.

Desde hace más de un año, alumnos y profesores chilenos claman en las calles de las principales ciudades del país sudamericano por una educación pública, gratuita y de calidad. El Gobierno ha presentado una reforma educativa y otra fiscal, para financiar la primera, que los manifestantes consideran insuficiente.