Actualizado 26/04/2012 17:52:31 +00:00 CET

Chile.- El Gobierno deja claro que no puede haber gratuidad en la educación en un país "tan desigual" como Chile

SANTIAGO, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro chileno de Educación, Harald Beyer, ha dejado claro que un sistema basado en una educación gratuita, tal y como exigen las organizaciones de estudiantes, constituye una "política injusta" en un país "tan desigual" como Chile.

"No podemos tener gratuidad en un país tan desigual como el nuestro", ha afirmado Beyer en declaraciones a la emisora local Radio Duna, al defender la propuesta de reforma que presentará este jueves el presidente chileno, Sebastián Piñera, que establece más becas y mejores créditos para los estudiantes.

Beyer ha reconocido que las "desigualdades de origen" en Chile son "grandes" y, por tanto, el objetivo debe ser "nivelar" esta realidad social mediante una política que sea "más igualitaria, más justa y de mayor equidad", la cual no tiene que ser gratuita porque eso sería "injusto" para el país.

El Gobierno ha respondido de esta manera a la masiva manifestación que protagonizaron el miércoles los estudiantes chilenos para exigir una educación "pública y calidad", planteamientos que Beyer considera que "no son los más correctos", aunque ha aclarado que la idea es "responder a esas demandas" mediante "ideas que sean razonables".

"Creo que la gratuidad es una política injusta" para los chilenos porque "significa renunciar a trabajar realmente en calidad y equidad", ha explicado el ministro, al reconocer que el Gobierno de Piñera ha tenido que heredar "grandes desafíos" en la educación superior en todos los niveles.

Beyer en cambio ha coincidido con los líderes de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) en que se debe haber un "acceso masivo a la educación superior porque las diferencias que existen en Chile están básicamente marcadas" por lo "mucho que obtienen" aquellos que han cursado estudios superiores frente aquellos que tienen una educación inferior.

Según los datos revelados por el ministro, sólo dos de cada diez estudiantes que forman parte de las llamadas clases "vulnerables" pueden ingresar en la universidad, mientras que nueve de cada diez alumnos más adinerados acceden a este nivel de educación.

REFORMA

Piñera explicará este jueves los detalles del proyecto de reforma tributaria que presentará próximamente al Congreso con el que prevé incrementar la inversión en educación para garantizar el acceso a las becas a un mayor número de universitarios.

Beyer ha explicado que corresponde ahora al Parlamento discutir "si conviene al país la política de gratuidad" o si es mejor optar por el proyecto del Ejecutivo, que aumenta "sustancialmente el presupuesto" y otorga más recursos a otras áreas, propuesta que considera que es la "correcta".

El proyecto establece "becas para los más vulnerables", así como créditos con intereses mucho más bajos que los que ofrece la banca tradicional, ya que será el Estado y no los bancos los que se encarguen de conceder financiación a los estudiantes. "Nos parece que ésa es una política justa en una sociedad tremendamente desigual", ha señalado.

Los créditos comenzarán a ser amortizados una vez que los beneficiarios comiencen a trabajar y las cuotas no podrán ser superiores al diez por ciento de sus ingresos. Además, el Estado garantizará becas a los "todos los jóvenes con méritos" que formen parte de familias "más vulnerables y clase media", según reveló el propio Piñera hace unos días.

La movilización realizada el miércoles por la FECh fue precisamente para rechazar esta propuesta antes de que llegue a manos de los legisladores, pues los dirigentes estudiantiles consideran que no responde a las verdaderas exigencias de los estudiantes que piden una educación pública como la que ofrecen otros países.

Beyer ha dejado claro que no se han cerrado las puertas a los dirigentes estudiantiles con quienes espera sostener un debate en torno a la propuesta de Piñera.