Chile.- El Gobierno se reúne con partidos oficialistas y opositores en La Moneda para continuar el "diálogo político"

Publicado 31/10/2019 16:23:56CET
Chile.- El Gobierno se reúne con partidos oficialistas y opositores en La Moneda
Chile.- El Gobierno se reúne con partidos oficialistas y opositores en La Moneda - AGENCIA UNO / SEBASTIAN BELTRAN GAETE

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del presidente chileno, Sebastián Piñera, ha recibido este jueves en La Moneda a los líderes de los principales partidos, tanto oficialistas como opositores, con un éxito de convocatoria mayor que la última vez, para dar continuidad al "diálogo político" con el que pretende superar la crisis desatada por las multitudinarias protestas por la desigualdad social en el país.

Piñera ya lo intentó la semana pasada, cuando aún regía el estado de emergencia, pero los partidos Socialista y Comunista y la coalición izquierdista Frente Amplio le dieron plantón por considerar que el jefe de Gobierno estaba haciendo caso omiso a las demandas de los chilenos en las calles.

"El ministro de Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, tiene el agrado de invitar a usted a una reunión en el Palacio de La Moneda (...) con el objeto de continuar el proceso de diálogo político que nos permita canalizar iniciativas y planteamientos de su colectividad", reza el mensaje que el Gobierno ha enviado a los líderes de los partidos.

El jefe del Partido Socialista (PS), Álvaro Elizalde, ha confirmado su asistencia. "Esta vez han sido invitados todos los partidos, sin exclusiones, y se ha levantado el estado de emergencia", ha explicado en Twitter. No obstante, ha reclamado al Ejecutivo "escuchar también al mundo social, a diferencia de lo que aconteció la semana pasada".

En cambio, el Partido Comunista (PC) ha vuelto a declinar la invitación. "No es intención del PC entorpecer los diversos diálogos, sin embargo, considera no oportuno concurrir a tal invitación en vistas que el principal diálogo, básico para una relación conducente a una salida a las demandas ciudadanas, es el que el Gobierno debe sostener con las principales organizaciones sociales del país", ha argumentado en un comunicado.

Además, ha señalado como "objetivos comunes exigidos por la ciudadanía" chilena "el plebiscito y una nueva Constitución (...), salarios y pensiones sobre la línea de la pobreza y proyectos de ley que resuelvan temas tan sentidos como los que afectan a la atención en salud, transporte, educación, reconocimiento de pueblos originarios, el fin de la reintegración de la reforma tributaria y un impuesto a los súper ricos, entre otros".

La reunión está presidida por Blumel, a quien acompañan el secretario general de la Presidencia, Felipe Ward; la portavoz gubernamental, Karla Rubilar; el ministro de Hacienda, Ignacio Briones; y la ministra de Trabajo, María José Zaldívar.

"Venimos a La Moneda para que nos escuchen", ha dicho el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado. "Esperamos salir de esta reunión con cosas concretas. No basta la disposición para conversar, el análisis", ha advertido en declaraciones a la prensa a su llegada al Palacio de Gobierno.

"Yo espero que el Gobierno escuche y actúe pronto", ha apuntado, por su parte, el líder del Partido Por la Democracia (PPD), el ex ministro de Exteriores Heraldo Muñoz, según informa el diario chileno 'La Tercera'.

Blumel ha recibido primero a los partidos opositores y después se reunirá con las formaciones que integran la coalición conservadora bajo la que gobierna Piñera, Chile Vamos.

Las protestas estallaron el 17 de octubre por la cuarta subida del billete de metro en pocos meses pero crecieron rápidamente para denunciar la desigualdad social. Piñera ha ideado una "agenda social" y ha remodelado el Gobierno para dar respuesta a las preocupaciones de los chilenos, pero las manifestaciones continúan.

En estas casi dos semanas, al menos 19 personas han muerto, mas de mil han resultado heridas y más de 3.000 han sido detenidas. Además, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha denunciado abusos de las fuerzas de seguridad contra los arrestados que incluirían torturas y vejaciones, entre otros abusos.

Para leer más