Chile.- Los gobiernos de Chile y Venezuela condenan la muerte de la hija del cónsul chileno en Maracaibo

Actualizado 19/03/2012 1:36:59 CET

CARACAS, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Chile y Venezuela han condenado la muerte de Karen Berendique, hija del cónsul chileno en Maracaibo, Fernando Berendique, a manos de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

A través de un comunicado, el Gobierno de Chile ha expresado "de la forma más enérgica" su condena por la muerte de la joven, así como sus "más sentidas condolencias" a la familia.

El Ministerio de Exteriores ha ordenado a la Embajada en Caracas que uno de sus funcionarios se traslade a Maracaibo "para prestar todo el apoyo que fuera necesario al cónsul y a su familia", con quienes está "en permanente contacto".

Además, ha instado a las autoridades venezolanas a esclarecer los hechos "a la mayor brevedad", aunque ha destacado que "a lo largo de toda la jornada" ha recibido "múltiples muestras de preocupación por parte del Gobierno de Venezuela".

Entre ellas la del ministro de Interior y Justicia, Tarek El Aissami, que ha expresado su condena y "repudio categórico" a la "errada y desviada práctica policial" por parte de funcionarios del CICPC que ha causado la muerte de la joven.

Así, El Aissami ha garantizado a las autoridades chilenas y a la familia Berendique que "estos hechos y sus responsables, serán sancionados y castigados con absoluta firmeza y objetividad, conforme al marco legal vigente" en Venezuela.

Por ello, el ministro ha ordenado la detención de los doce funcionarios del CICPC involucrados en esta "lamentable acción", contra quienes también se iniciará un "procedimiento disciplinario de destitución".

En este contexto, ha subrayado que "hoy más que nunca", el Gobierno de Venezuela "continuará promoviendo la transformación radical de los cuerpos de policía, profundizando la aplicación del nuevo modelo policial: humano y profesional".

Alrededor de las 22.00 horas del viernes (3.30 horas del sábado en España) funcionarios del CICPC dispararon contra el vehículo en el que viajaban Karen y su hermano Fernando, al parecer, tras saltarse un control policial.

Según el comunicado difundido por la familia Berendique, el coche en el que viajaban fue interceptado por varios vehículos de los que se bajaron funcionarios del CICPC. Entonces, Fernando se asustó e intentó arrancar porque unos días antes había sido víctima de un asalto en circunstancias similares.

En respuesta, los policías realizaron un disparo de advertencia que impactó contra el parabrisas del vehículo que, pese a ello, no se detuvo, por lo que los agentes realizaron más disparos, de los cuales cinco atravesaron la luna trasera y tres alcanzaron la cabeza, el cuello y la mano derecha de Karen.