Publicado 17/03/2021 01:35CET

Chile.- La Justicia chilena dicta prisión preventiva para tres Carabineros por una paliza a un manifestante

Archivo - Carabineros de Chile detienen a un manifestante durante una de las últimas protestas celebradas en Santiago, Chile.
Archivo - Carabineros de Chile detienen a un manifestante durante una de las últimas protestas celebradas en Santiago, Chile. - PABLO ROJAS MADARIAGA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Justicia chilena ordena prisión preventiva para tres agentes de Carabineros, acusados de tortura con resultado de lesiones gravísimas en el marco de la investigación del caso Mario Acuña, que quedó en estado vegetal tras una paliza de las fuerzas de seguridad.

Lo ha anunciado en su cuenta de Twitter el poder judicial, que ha confirmado que el "juzgado de Garantía de San Bernardo ordena la prisión preventiva de carabineros imputados por tortura con resultado de lesiones graves gravísimas en contra del manifestante en Buin".

Asimismo, la Justicia ha dado un plazo de 100 días para la investigación del caso.

Los acusados son los carabineros Jonathan Alexis Neira Chaparro y Víctor Antonio Lastra Marguirot y el cabo primero Henry Giovanny Cuellar Vega, imputados por la Fiscalía como autores del delito ilícito consumado de tortura con resultado de lesiones graves gravísimas en octubre de 2019, en la comuna de Buin.

La jueza ha dictado prisión preventiva "por considerar que la libertad de los imputados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad", según reseña un comunicado del Poder Judicial.

Según la Fiscalía, aproximadamente a las 23.15 horas del 23 de octubre de 2019, los imputados fueron hasta la intersección de las calles Bajos de Matte con Los Olmos, en la comuna de Buin, a bordo de un vehículo policial, en un procedimiento por supuestos desórdenes públicos.

Tenía lugar una manifestación pacífica, y entre los protestantes se encontraba la víctima, Mario Rigoberto Acuña Martínez, quien al ver llegar el vehículo policial, intentó ocultarse en una plazoleta, pero fue ubicado por los carabineros.

Los agentes le ordenaron tirarse al suelo, procediendo a agredirlo con golpes de pies, especialmente en la cabeza, provocándole un traumatismo encefálico que afectó a los nervios y la médula espinal, dejando secuelas permanentes en la víctima.

Tras la noticia de la sentencia de prisión preventiva, la familia de Acuña ha celebrado en redes sociales la decisión judicial. "Volvemos a tener fe en la justicia", han señalado, según recoge 'La Tercera'.

Tras el incidente, Acuña estuvo varias semanas en coma, aunque actualmente se encuentra consciente pero postrado y solo puede mover una parte de las manos.