Chile.- Los manifestantes vuelven a las calles de Santiago en otra jornada de protestas contra el Gobierno

Publicado 22/10/2019 19:12:38CET

Los mapuches de La Araucanía se suman a las manifestaciones contra Piñera

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas han vuelto a marchar este martes por Santiago de Chile, en una nueva jornada de protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera, a pesar de que ha accedido a congelar el precio del billete de metro, detonante de las manifestaciones.

Los manifestantes han comenzado a concentrarse desde primera hora en las distintas plazas del centro de la capital chilena en un ambiente pacífico. En estos días se han sumado nuevos colectivos. Así, este martes los funcionarios de la salud han marchado hasta el Ministerio de Sanidad.

La gran afluencia de personas ha obligado a Carabineros a cortar la Alameda, la principal avenida de Santiago, en determinados puntos. Además, a la altura de la Universidad de Chile, las fuerzas especiales han impedido a los manifestantes seguir la marcha.

Hasta ahora, solo se han registrado incidentes en plaza Italia. Allí, Carabineros ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a la multitud, según informa el diario local 'La Tercera'.

También se han registrado manifestaciones pacíficas en Antofagasta, Concepción y Valparaíso, mientras que los indígenas mapuche, que se concentran en la región de La Araucanía, han anunciado que se sumarán a las protestas fijando marchas para este mismo martes y una huelga general a partir del miércoles.

La portavoz del Gobierno, Cecilia Pérez, ha declarado que, aunque "hoy el desafío es muy grande", el Ejecutivo está decidido a "traer un poco de normalidad" para que "Chile se vuelva a poner de pie".

Las protestas estallaron la semana pasada por la decisión del Gobierno de subir el precio del billete de metro por cuarta vez en los últimos meses. Las manifestaciones se han radicalizado durante el fin de semana con daños en el transporte público y saqueos. Al menos 15 personas han muerto.

En este contexto, el presidente chileno, Sebastián Piñera declaró el pasado viernes el estado de emergencia e impuso el toque de queda en Santiago y otras ciudades. De momento, ha dado marcha atrás en la polémica medida congelando el precio del billete de metro.

DESPLIEGUE MILITAR

Según Piñera, el país está en "guerra" contra "un enemigo poderoso" al que no ha puesto nombre. La oposición ha criticado el despliegue de los militares a causa del estado de emergencia y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha emprendido acciones judiciales por denuncias de torturas y vejaciones.

"Hay una situación de conmoción social en la que se han cometido ciertos ilícitos", ha dicho la portavoz de la Fiscalía, Marta Herrera. "Hay ilícitos que podríamos denominar comunes, y respecto de ellos vamos a ser sumamente drásticos. (...) Con la misma vehemencia vamos a perseguir aquellos actos que se produzcan precisamente en el contexto de la violencia institucional", ha aseverado.

Por su parte, el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, ha defendido la actuación de las Fuerzas Armadas, horas después de que se conociera una grabación de una conversación de la primera dama, Cecilia Morel, en el que afirma que los uniformados están "absolutamente sobrepasados".

"Las Fuerzas Armadas no están sobrepasadas", ha defendido Ubilla en rueda de prensa. "Hoy día hemos avanzado con las fuerzas de orden y de seguridad y las Fuerzas Armadas en dar tranquilidad en distintas regiones del país y hemos visto una disminución de los hechos de violencia", ha destacado.

No obstante, ha admitido que "todavía no estamos en una situación de normalidad" porque "todavía hay delincuentes" que "quieren destruir y quemar la propiedad pública y privada". Santiago, Concepción y Valparaíso continúan con toque de queda.

Para leer más