Publicado 05/01/2022 21:34CET

Chile.- María Elisa Quinteros, nueva presidenta de la Convención Constitucional de Chile

Maria Elisa Quinteros celebra su designación como nueva presidenta de la Convención Constitucional de Chile
Maria Elisa Quinteros celebra su designación como nueva presidenta de la Convención Constitucional de Chile - MARCELO HERNANDEZ/GETTY IMAGES

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Convención Constitucional de Chile ha elegido este miércoles tras una maratoniana sesión y nueve votaciones a la independiente María Elisa Quinteros como su nueva presidenta en sustitución de la dirigente mapuche Elisa Loncón.

Quinteros ha logrado tras una sesión que ha durado veinte horas los 78 apoyos necesarios para ser la sustituta de Loncón, la primera persona al frente de la Convención constituyente y que deja el cargo tras seis meses tal y como marca el reglamento interno.

"Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance y más para darle continuidad a este proceso" y "tomar sus lecciones, aprendizajes y tropiezos para que podamos dar respuesta a un nuevo acuerdo social", ha dicho.

La sesión ha contado con varios giros inesperados que han propiciado finalmente que Quinteros haya sido la elegida, como la decisión de la socialista Ramona Reyes de retirar su candidatura a pesar de liderar las preferencias debido a la polémica que suscitó una demanda civil en su contra en 2018 por mala gestión de recursos públicos cuando era alcaldesa del municipio de Paillaco, informa 'La Tercera'.

Debido a estos vaivenes y la ya expresidenta Loncón lamentó ante los medios y previo a la novena votación la "incapacidad de ponerse de acuerdo" y recordó que el objetivo de esta institución no es "dar un espectáculo", sino "avanzar en las materias políticas que están vinculadas" con una nueva Constitución.

La redacción de la nueva Constitución en Chile vendrá a sustituir a la anterior aprobada en 1980 bajo el régimen de Augusto Pinochet, que sigue siendo para muchos herencia de la dictadura militar y un texto que legitima la poca implicación del Estado a la hora de ofrecer los servicios más básicos a la ciudadanía.

El documento promueve un modelo socioeconómico neoliberal en uno de los países latinoamericanos con mayor desigualdad --posee el PIB per cápita más alto de la región--. Esta situación ha servido de carburante para la indignación y las protestas contra el Gobierno.

Contador