Publicado 22/01/2021 23:44CET

Chile.- Muere el juez Juan Guzmán Tapia, reconocido por ser el primero que procesó al exdictador Augusto Pinochet

Bandera de Chile.
Bandera de Chile. - FLICKR / FABRICIO TELLO - Archivo

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juez chileno Juan Guzmán Tapia, reconocido internacionalmente por ser el primer magistrado en procesar al exdictador Augusto Pinochet por sus crímenes contra los Derechos Humanos, ha fallecido este viernes a los 81 años, según ha confirmado su familia.

Guzmán fue designado en 1998 juez titular para investigar varias denuncias contra Pinochet --entonces senador designado y vitalicio-- por homicidio en el contexto del caso Caravana de la Muerte, ocurrido tras el golpe de Estado del 11 de diciembre de septiembre de 1973.

La Caravana de la Muerte es el nombre que recibió una comitiva del Ejército chileno que recorrió el país durante ese año por orden de Pinochet. Su misión era "agilizar y revisar" los procesos de personas detenidas tras el golpe militar y la operación se saldó con el asesinato y la desaparición forzada de 97 presos políticos.

Pinochet fue arrestado en una clínica de Londres, Reino Unido, en virtud de una orden de captura emitida por el juez español Baltasar Garzón, que buscaba juzgarle por los asesinatos de varios ciudadanos españoles ocurridos durante la dictadura, lo que dio comienzo a un proceso judicial que terminaría tras la muerte del exdictador en 2006.

Entre 1999 y 2004, Guzmán encabezó numerosas exhumaciones de restos de detenidos desaparecidos, a raíz de los que creó la figura del 'secuestro permanente', según ha recordado Radio Cooperativa.

En el año 2000, Guzmán logró que se retirara a Pinochet su condición de aforado gracias a 19 delitos de secuestro permanente por el caso de la Caravana de la Muerte. A estos se sumaron otros 57 casos de homicidio, por lo que fue procesado.

Aunque sin fuero, el proceso se sobreseyó por la demencia senil de Pinochet en 2002. Revocado el sobreseimiento en 2004, el procesamiento se dejó sin efecto en 2005. Ese mismo año, Pinochet fue nuevamente procesado por el juez Guzmán, esta vez por la Operación Colombo, un operativo de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) chilena montado en 1975 destinado a encubrir la desaparción forzada de 119 opositores.