Publicado 21/09/2021 15:19CET

Chile.- Los nuevos protocolos de Carabineros para controlar el orden público en protestas entran en vigor

Archivo - Un agente de Carabineros con una escopeta antidisturbios en medio de gases lacrimógenos durante una protesta en Concepción en noviembre de 2019
Archivo - Un agente de Carabineros con una escopeta antidisturbios en medio de gases lacrimógenos durante una protesta en Concepción en noviembre de 2019 - AGENCIAUNO / AGENCIAUNO - Archivo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos protocolos de Carabineros para el control del orden público en manifestaciones ha entrado en vigor este martes tras su publicación en el Diario Oficial, con el fin de "resguardar a quienes se manifiestan pacíficamente" al distinguir entre "delitos y legítimo derecho a reunión".

La actualización de las normas de las fuerzas de seguridad chilenas se vio impulsada tras el estallido social de 2019, cuando la actuación de Carabineros fue duramente criticada, con organizaciones como Amnistía Internacional pidiendo que se investigara a altos mandos del cuerpo por las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante la represión de las manifestaciones.

Los nuevos protocolos sustituyen los puntos relativos a las intervenciones en "manifestaciones lícitas con autorización", "sin autorización", "en manifestaciones ilícitas violentas" y en las "ilícitas agresivas" por otros dos, que son "intervención en reuniones públicas o manifestaciones" e "intervención ante acciones ilícitas".

Para esto, establecen seis fases de actuación cuando ocurran "acciones ilícitas", empezando por la "contención", la "disuasión", el "despeje" y la "dispersión", mientras que la quinta contemplará las detenciones y la sexta hará obligatorio la elaboración de un informe respecto a la aplicación de los protocolos durante la actuación.

Para aquellos que "cometen delitos, acciones ilícitas o utilizan armas o elementos incendiarios, ahí no hay protocolos, ahí lo que hay son procedimientos para resguardar a los demás, con identificación, seguimiento y detenciones de quienes cometen estos delitos", para luego "ponerlos a disposición de la justicia", ha señalado el subsecretario del Ministerio del Interior, Juan Francisco Galli, en una entrevista en 'El Mercurio'.

"El personal evitará intervenir de forma indiscriminada", ha asegurado Galli, que ha indicado que estos protocolos se han venido aplicando durante los pasados meses en lo que ha supuesto un periodo de transición para las fuerzas del orden.

Por su parte, el director de Orden y Seguridad de Carabineros, el general Esteban Díaz, ha subrayado que los nuevos protocolos obedecen "a los más modernos estándares internacionales de Derechos Humanos respecto al mantenimiento del orden público".

Según Díaz, los procedimientos abordan "no solo el restablecimiento" del orden público, sino que "incorporan una mirada preventiva y de resguardo para la realización de manifestaciones pacíficas".

No obstante, la nueva normativa no ha contemplado la modificación del uso de vehículos lanza agua, del vehículo táctico de reacción, ni tampoco del empleo de disuasivos químicos --como gas lacrimógeno--, escopeta antidisturbios y armas de fuego, recuerda Cooperativa.

Las acusaciones de violaciones de los Derechos Humanos en la represión de las protestas de octubre de 2019 han llevado a la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional a pedir una reforma de Carabineros que implique sustituirlos por una Policía dirigida por civiles, algo que desde el Gobierno ya han rechazado.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile ha denunciado torturas y otros abusos contra personas detenidas en el marco de las protestas, que dejaron más de una veintena de muertos y más de 3.600 heridos.

Contador