Actualizado 21/01/2007 16:33:01 +00:00 CET

Chile.- La oposición solicita declarar monumento nacional la casa del ex dictador Pinochet

SANTIAGO DE CHILE, 21 Ene. (EP/AP) -

Legisladores y dirigentes de los dos partidos de oposición derechista solicitaron al Gobierno declarar monumento nacional la casa que ocupó el fallecido ex dictador Augusto Pinochet.

La decisión corresponde al Gobierno y la iniciativa de los dirigentes derechistas surgió después de que el viernes se declarara monumento nacional la residencial estatal en la que vivía el derrocado presidente socialista Salvador Allende. La residencia de Allende, que actualmente es un hogar de ancianos, fue saqueada y bombardeada por los militares durante el golpe del 11 de septiembre de 1973.

En la vivienda del sector de Las Condes se encontraba la esposa de Allende, Hortensia Bussi, quien resultó ilesa. El mandatario resistía en esos momentos parapetado en la céntrica sede gubernamental de La Moneda, que también fue bombardeada y tomada por asaltos por los militares golpistas. Allende se quitó la vida antes que se consumara la ocupación castrense en el humeante edificio.

Pinochet, quien encabezó el golpe, murió el 10 de diciembre. Residió durante años en una vivienda que el Ejército posee en un barrio acomodado de la capital para sus comandantes en jefe. La ocupó entre 1973 y 1998, cuando a ocho años de haber entregado el poder se retiró del ejército.

"En esa casa se despacharon y se tomaron decisiones de extrema importancia para el país", dijo a la prensa el diputado derechista Alberto Cardemil, quen fuera alto funcionario en la dictadura de Pinochet.

Su colega Iván Moreira, de la ultraderechista Unión Demócrata Independiente y uno de los más estrechos allegados a Pinochet, reforzó la petición señalando que "cómo va a ser monumento histórico un lugar (la residencia de Allende) donde se gestó la destrucción de la democracia".

La secretaria general de Renovación Nacional, Lily Pérez, el otro partiido derechista, dijo a los periodistas que la declaración de monumento nacional de la residencia de Pinochet sería un paso más hacia la reconciliación. "Sería un gesto que ayudaría a cerrar las heridas y las divisiones recientes", sostuvo.