Actualizado 03/12/2006 14:20 CET

Chile.- El parte médico indica la vida de Pinochet corre peligro a consecuencia del infarto de miocardio

SANTIAGO, 3 Dic. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Un parte médico entregado esta mañana por el Hospital Militar de Santiago indicó hoy que el ex dictador Augusto Pinochet se encuentra "grave y con riesgo vital" tras haber sufrido un infarto agudo de miocario esta madrugada de domingo.

En breves declaraciones hechas por el médico jefe del hospital, Juan Ignacio Vergara, se confirmó que el ex gobernante de facto padeció el infarto y que, como consecuencia, fue víctima de un edema pulmonar, es decir, de acumulación de líquido en esa zona de su cuerpo.

El doctor Vergara dijo que Pinochet, de 91 años, se encuentra, a pesar de la gravedad de su estado, "estable".

El médico confirmó que Pinochet fue sometido a una angioplastía, para dilatar la arteria congestionada que causó el infarto y que le fue instalado un "by pass" para reactivar la irrigación sanguínea.

Asimismo, el jefe médico del Hospital Militar indicó que Pinochet está siendo evaluado por un grupo de especialistas cardiocirujanos, quienes durante este domingo evaluarán la posibilidad de realizar un procedimiento de mayor envergadura, es decir, de someterlo a una intervención quirúrgica.

Vergara confirmó que el ex dictador tiene, como todos los pacientes afectados por un infarto al miocardio, "riesgo vital, sobre todo por su edad y por las otras dolencias que lo afectan, su diabetes y la falta de irrigación cerebral que padece.

El doctor Juan Ignacio Vergara dijo que Pinochet ha estado consciente durante todo el procedimiento y que se encuentra acompañado de su familia. Su nieto, Felipe Pinochet, afirmó a su salida del hospital que "mi abuelo se encuentra ahora fuera de peligro, pero su estado es muy grave".

Se confirmó que un nuevo parte sobre el estado de salud del ex dictador se dará a conocer a las 19.00 h. de la tarde, es decir, a las 23 h. -hora peninsular española-.

Pinochet, que la semana pasada, al cumplir 91 años, dio a conocer através de su esposa una carta pública en la que asume laresponsabilidad política de todo lo ocurrido durante los 17 años dedictadura, sin pedir perdón por las violaciones a los derechoshumanos, llegó en ambulancia acompañado de su hijo mayor, Augusto Pinochet Hiriart, procedente de su residencia privada, donde sufrió el infarto.