Actualizado 22/09/2007 00:02 CET

Chile/Perú.- La hija de Fujimori pide a sus seguidores que acudan al aeropuerto para lamentar su procesamiento

LIMA, 21 Sep. (EP/AP) -

Keiko Fujimori, congresista e hija del ex presidente peruano Alberto Fujimori, pidió hoy a los seguidores de su padre que acudan al aeropuerto internacional para dar testimonio de su regreso y lamentar que vaya a ser juzgado por violación a los Derechos Humanos.

La Corte Suprema de Chile anunció la decisión de extraditarlo por dos cargos por violación a los Derechos Humanos y otros cinco por corrupción. "La primera movilización que hago a los fujimoristas es acercarnos al aeropuerto, estar atentos con la hora de llegada para recibir a Alberto Fujimori, en calma, con tranquilidad, con alegría, y con cariño de recibir a Fujimori", dijo en rueda de prensa la parlamentaria por el partido Alianza para el Futuro, fujimorista.

Keiko, con seis meses de embarazo, reiteró a los seguidores de su padre "tranquilidad, y estar alertas y vigilantes para garantizar el respeto a Fujimori".

Agregó que teme por la seguridad de su padre al indicar que "si lo colocan en una cárcel, al haber luchado contra el terrorismo, al haber luchado contra los narcotraficantes, él pueda ser maltratado o puedan atentar contra su vida". "Yo, lo único que pido es garantías de parte del presidente Alan García para que mi padre reciba un debido proceso y se cuide su integridad", indicó a la prensa desde su residencia.

La congresista hizo público su lamento por "lo ocurrido en Barrios Altos y La Cantuta", los dos casos por violación a los Derechos Humanos por los cuales su padre es extraditado, sumado a otros cinco casos por corrupción, pero agregó que "Fujimori fue quien trajo la paz a este país, fue quien derrotó al terrorismo".

"Parece paradójico que hoy en día Fujimori esté siendo juzgado por Derechos Humanos", expresó, antes de añadir que el retorno de su padre "para muchos fujimoristas acá es algo positivo".

Keiko, que fue primera dama peruana desde 1995 hasta el 2000 debido a la separación de su padre y su madre, Susana Higuchi, dijo que el ex presidente "está bien de salud, y está tranquilo física y mentalmente".

En tanto, se mantenía la espera por el inminente traslado de parte de la Policía chilena desde Santiago hasta Arica, punto fronterizo con Perú, donde se prevé será trasladado por tierra hasta Tacna, en suelo peruano, desde donde la policía local lo traerá a Lima.