Publicado 29/01/2020 17:07:57 +01:00CET

Chile.- Piñera reconoce que la Constitución "es el centro de la polémica" en Chile

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se ha referido este miércoles a la crisis que ha atravesado en los últimos meses el país, escenario de una ola de violentas protestas el pasado octubre, y ha reconocido que la Constitución, lejos de ser un elemento de unidad entre los chilenos, se ha convertido en el "centro de la polémica", de ahí la necesidad de reformarla.

"La Constitución en los países civilizados, es el gran marco de unidad, de estabilidad, de proyección que permite a los países procesar sus diferencias y darles certeza y estabilidad a los caminos del futuro. En nuestro país, hace mucho tiempo que la Constitución no es ese gran marco de unidad, sino que es el centro de la polémica", ha sostenido Piñera durante su intervención en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade).

En este sentido, ha celebrado el acuerdo alcanzado por un conjunto de partidos políticos para "buscar un acuerdo que nos permita que la Constitución tenga ese apoyo amplio y sólido, que le dé esa estabilidad y legitimidad que le permita jugar ese rol que es tan importante en las naciones".

El mandatario se ha referido así al referéndum previsto para el próximo 26 de abril en el que los chilenos deberán decidir sobre la vía para reformar la Constitución del país. Según Piñera, hasta ahora el debate "se ha centrado solamente, exclusivamente o mayoritariamente en los procedimientos, en los métodos y no hemos discutido el fondo".

En su opinión, "es útil iniciar una conversación y buscar acuerdos respecto de qué queremos que sean los principios y los contenidos básicos que estén en nuestra Constitución", según informa el diario local 'El Mercurio'.

Asimismo, mientras se decide la reforma constitucional, ha emplazado a "empezar por respetar la Constitución que tenemos", en particular "aquellos que al asumir sus cargos juraron respetarla y cumplirla y que no están cumpliendo con ese compromiso".

Por otra parte, el presidente se ha referido a la crisis vivida en el país. Según ha señalado, "estos últimos tres meses han sido los meses más difíciles en los casi seis años que he ejercido la presidencia y en los más de 30 años que he dedicado al servicio público".

Piñera ha contado que en este tiempo ha sentido "la soledad del poder", al haber tenido que tomar decisiones trascendentales. En este sentido, ha contado que el pasado 12 de noviembre estuvo a punto de volver a declarar el estado de emergencia, en medio de una nueva ola de violencia.

Sin embargo, tras "analizar las opciones" optó por "darle una nueva oportunidad al diálogo, los acuerdos y a la paz". "Sabíamos que esta opción no detendría inmediatamente la violencia, pero tenía la más profunda convicción de que era la alternativa correcta, la mejor alternativa para avanzar hacia una paz verdadera que tanto necesita nuestro país", ha justificado.

Por último, aunque la violencia ha remitido en las últimas semanas, el mandatario ha defendido la necesidad de "un acuerdo nacional contra la violencia". "Porque no basta con quererlo o decirlo, tenemos que unirnos con fortaleza, y sin ninguna ambigüedad, para condenar todo tipo de violencia, aplicar todo el rigor de la ley a todo tipo de violentista, y también desenmascarar a todos aquellos que en el fondo la promueven o la legitiman", ha reivindicado.