Publicado 09/12/2021 04:19CET

Chile.- El presidente de Chile anuncia una subida de las pensiones en el marco de un proyecto de ley

Archivo - El presidente de Chile, Sebastián Piñera
Archivo - El presidente de Chile, Sebastián Piñera - SEBASTIAN BELTRAN GAETE - Archivo

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha anunciado que las pensiones subirán de los 176.000 pesos mensuales (unos 185 euros) hasta los 185.000 pesos (195 euros), equivalente a la línea de pobreza actual, en el marco de un proyecto de ley que está pendiente de ser discutido.

"Esta Pensión Garantizada Universal (PGU) será financiada por el Estado, administrada por el Instituto de Previsión Social (IPS) y le llegará directamente, sin pasar por las AFP, a los adultos mayores, reemplazando al Pilar Solidario. La Pensión Básica Solidaria (PBS) que hoy alcanza los 176.000 pesos, será reemplazada por la PGU que alcanza los 185.000 pesos. La Pensión Solidaria de Invalidez también se incrementará a 185.000 pesos", ha señalado Piñera, según recoge el diario 'La Tercera'.

Piñera, que ya aseguró en septiembre que con esta medida se favorecerá "especialmente a las mujeres, a la clase media trabajadora y a los trabajadores con lagunas previsionales", y que defendió que "mejoran las pensiones de casi dos millones de compatriotas", ha aclarado este miércoles que esta medida abarcará al 90 por ciento de la población mayor y ha añadido que un porcentaje de la PGU llegará a personas que se encuentren entre el 81 y el 90 por ciento más pobre.

"Esta Pensión Garantizada Universal tiene la ventaja de incentivar el ahorro previsional de cada persona, porque se suma a la pensión autofinanciada. También incentiva el trabajo voluntario más allá de los 65 años, porque recibirán esta Pensión Garantizada los mayores de 65 años, trabajadores o pensionados", ha añadido el presidente chileno.

Esta medida llega a escasos 93 días de que Sebastián Piñera termine su mandato. Además, la Cámara de Diputados de Chile rechazó a principios de diciembre el cuarto retiro anticipado de los fondos de pensiones, después de que ya lo hiciera el Senado y de que el oficialismo pidiera la urgencia de su discusión en el pleno.