Publicado 07/06/2023 20:19

Chile.- La republicana Beatriz Hevia es elegida presidenta del Consejo Constitucional de Chile

Archivo - Constitución de la Comisión Experta que inicia un nuevo proceso constituyente en Chile
Archivo - Constitución de la Comisión Experta que inicia un nuevo proceso constituyente en Chile - Luis Bozzo B./Agencia Uno/dpa - Archivo

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La diputada chilena del Partido Republicano Beatriz Hevia ha sido elegida este miércoles por mayoría absoluta como nueva presidenta del Consejo Constitucional, órgano que se encargará de redactar una nueva Constitución que busca sustituir a la actual, aprobada en 1980 al amparo del dictador Augusto Pinochet.

"Estoy convencida que, más allá de nuestras diferencias, si ponemos a las personas y a Chile por delante, y actuamos con seriedad, este proceso puede ser exitoso y contribuir a terminar con la incertidumbre e inestabilidad que ha marcado el devenir de nuestro país en los últimos años", ha señalado Hevia, según ha recogido T13.

Hevia, elegida con 33 votos a favor, ha resaltado que la situación de inestabilidad que vive Chile tiene sus antecedentes en una "crisis moral que se manifiesta en la descomposición de la vida familiar, en el desprecio por la autoridad, las normas y el estado de derecho", así como "en la justificación de la violencia".

Por su parte, Aldo Valle, representante del Partido Socialista, ha sido nombrado vicepresidente del órgano con 17 votos favorables. "La tarea no será fácil debido al cambio tan evidente en la composición política de la derecha", aseguró con anterioridad sobre el proceso constituyente, ha recogido el portal de noticias Emol.

La elección de Hevia, figura cercana al ultraderechista José Antonio Kast, ya que participó en su campaña presidencial de 2017, se produce después de que su partido arrasara en las elecciones para constituir el órgano al conseguir 23 miembros de un total de 51. En segundo lugar se situó la coalición oficialista Unidad para Chile, seguido de la agrupación conservadora Chile Seguro.

BORIC SOBRE EL PROCESO CONSTITUYENTE

Por su parte, el presidente chileno, Gabriel Boric, ha asegurado antes de la votación que las partes tendrán que encontrar "puntos comunes" y los 51 miembros del Constitucional deberán ser capaces de "ceder" y "llegar a acuerdos" por el bien del país.

"El borrador específicamente sobre el cual ustedes van a trabajar, que fue aprobado por unanimidad por la comisión experta, ha sido fruto de amplios acuerdos entre quienes sostienen miradas y posturas diversas, tal como sostienen miradas y posturas diversas los habitantes de nuestra patria", ha asegurado.

En este sentido, ha felicitado la labor de la comisión mixta, que ha desempeñado su tarea "con un espíritu patriótico". "Nos han dado una muestra de que quienes pensamos distinto podemos ponernos de acuerdo cuando por el bien de la patria se requiere", ha dicho.

"En diciembre próximo concurriremos una vez más a las urnas para pronunciarnos a favor o en contra de la propuesta que de ustedes emane. Y ese día serán, nuevamente, las y los ciudadanos los depositarios de la soberanía popular y quienes tendrán en sus manos, una vez más, el destino del proceso constituyente. Estoy convencido que a nuestro país le hará bien cerrar este ciclo", ha zanjado.

La redacción de una nueva Constitución fue la gran promesa con la que en 2021 el entonces presidente, Sebastián Piñera, logró aplacar una ola de protestas bautizada como 'estallido social'. Una Convención Constituyente con mayoría de independientes, aunque inclinaciones de izquierda, acometió un primer intento que terminó siendo rechazado en septiembre de 2022, ya con Boric en el poder.

Una amplia mayoría de los votantes dijeron 'no', al término de un proceso marcadamente politizado y en el que se ponían negro sobre blanco cuestiones como la plurinacionalidad o el derecho al aborto. Pese a que ocho de cada diez chilenos habían dicho en un referéndum previo que querían una nueva Constitución, casi el 62 por ciento de los votantes terminaron prefiriendo quedarse con el texto de 1989.

Boric, promotor del 'sí', asumió la derrota pero evitó tirar la toalla, dando inicio a un nuevo proceso que ya está en marcha y que encara ahora la parte más difícil: la redacción del grueso de la propuesta constitucional en base al borrador de la comisión experta.