Actualizado 08/08/2006 20:26:20 +00:00 CET

Chile.- La tabacalera chilena considera que la nueva ley contra el cigarrillo favorecerá el contrabando

SANTIAGO, 8 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La tabacalera chilena Chiletabacos expresó hoy su desacuerdo por la nueva ley contra la comercialización y consumo de cigarrillos que entrará en vigor el próximo lunes ya que, a su juicio, fomentará el contrabando.

La empresa indicó que la normativa, aprobada recientemente en el Parlamento y que prohíbe la venta de cigarrillos a menos de 100 metros de establecimientos educativos, permitirá la comercialización ilegal del polémico producto.

En un comunicado de prensa, Chiletabacos dijo que, a su juicio, "la medida es una innecesaria duplicidad restrictiva, toda vez que a la prohibición de vender a menores se agrega una prohibición de venta total a menos de 100 metros de establecimientos educacionales de enseñanza básica y media (secundaria)".

Para la compañía "esto es tremendamente discriminatorio entre puntos de venta a pocos metros de diferencia". "Además, no hace consideración alguna a los derechos adquiridos, como si lo han hecho regulaciones para otros productos de consumo masivo", agregó.

Para Chiletabacos, "la medida es un potencial foco de comercio ilegal de cigarrillos, cuyo control se logró después de varios años de trabajo conjunto con las autoridades respectivas".

La empresa informó de que, como la autoridad sanitaria --que es la que debe fiscalizar el cumplimiento de la ley-- no ha entregado un catastro de los establecimientos educativos en cuyas inmediaciones se prohibirá la venta de tabaco, ha determinado por su cuenta los puntos de venta a los que dejará de atender "basándose en criterios ajustados a la ley y a los usos y costumbres urbanas y rurales, midiendo por calles, aceras y espacios de uso público".

"Chiletabacos ha notificado a poco más de 3.000 puntos de venta que, a partir del 14 de agosto de 2006, no se les podrá seguir vendiendo cigarrillos", dijo la compañía.

"A través de todo el proceso de discusión y aprobación de la Ley nuestra posición ha sido clara y consistente. Creemos que un producto de la naturaleza del cigarrillo debe ser regulado y esta regulación aun cuando severa, debe ser sensata. Pensamos que en muchos aspectos esta ley no es sensata y utilizamos todas las oportunidades ofrecidas para manifestarlo", indicó.

Chiletabacos señaló que, aunque respetará el cumplimiento de la ley, "seguirá defendiendo la legitimidad de su negocio, sus consumidores y empleados, así como a todos aquellos que participan de la cadena de valor de una empresa legal, desde la siembra del tabaco hasta el producto final".