Actualizado 27/09/2006 20:19:10 +00:00 CET

Chile/Venezuela.- La Moneda no está conforme con la decisión de Chávez de llamar a consultas a su embajador en Santiago

SANTIAGO, 27 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno de Chile expresó hoy su desconformidad con la decisión del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de llamar a consultas a su embajador en Santiago, Víctor Delgado, para "conversar" sobre las declaraciones del diplomático que causaron molestia de La Moneda.

Delgado criticó al oficialista Partido Demócrata Cristiano (PDC) por no apoyar el ingreso de Venezuela al Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que su actitud es similar a la que tuvo la colectividad respecto del depuesto gobierno de Salvador Allende, en 1973.

Las palabras del embajador venezolano causaron una protesta diplomática del Gobierno de Chile, que las consideró "una intervención inaceptable" en la política interna, por lo que pidió medidas a Caracas.

Los hechos se produjeron en el marco de la polémica por el voto que Chile debe emitir en la ONU, donde deberá elegir entre Venezuela o Panámá para integrar el Consejo de Seguridad. Ayer, Chávez defendió la labor de su embajador pero lo convocó a Caracas a "conversar".

El ministro de Exteriores chileno, Alejandro Foxley, dijo hoy que "el Gobierno no va a hacer ningún comentario sobre esa materia porque lo que teníamos que decir ya lo dijimos en una declaración que hizo la Cancillería, en la que se señala el malestar de Chile".

El jefe de la diplomacia chilena reiteró que las declaraciones del embajador fueron "altamente impropias" y criticó "las declaraciones de un embajador que se involucró directamente en los asuntos políticos internos del país ante el cual está acreditado", añadió.

"Eso no existe como norma aceptable en la diplomacia en el mundo, y nosotros así lo hemos hecho saber. Si ustedes releen la declaración del Gobierno sobre esta materia van a entender los pasos que sería lógico que se tomaran", sentenció el canciller.