Publicado 16/02/2021 11:52CET

China/Canadá.- China tilda de "hipócrita" a Canadá por acusar a Pekín de llevar a cabo detenciones arbitrarias

Imagen de archivo del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.
Imagen de archivo del primer ministro canadiense, Justin Trudeau. - Sean Kilpatrick/The Canadian Pre / DPA

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de China han arremetido este martes contra el Gobierno canadiense, al que han definido como "hipócrita y despiadado" por acusar a Pekín de llevar a cabo detenciones arbitrarias de ciudadanos extranjeros con motivos políticos.

Las palabras de Pekín han tenido lugar después de que Canadá se puseira al frente de una coalición de casi 60 países para denunciar lo que consideran arrestos respaldados por el Gobierno del gigante asiático.

La declaración, que no es vinculante, busca aumentar la presión sobre el país para que ponga en libertad a los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor, detenidos desde hace más de dos años después de que la hija del fundador de Huawei y la directora financiera de la empresa, Meng Wanzhou, fuera arrestada en Vancouver a petición de Estados Unidos.

La iniciativa busca así "proteger a los ciudadanos de todos los países que viven, viajan y trabajan en el exterior", y entre los firmantes se encuentran Estados Unidos, Francia, Australia, Alemania, Francia, Japón y Suecia, entre otros. La Unión Europea también forma parte, según informaciones del diario 'South China Morning Post'.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha señalado que la comunidad internacional "debe levantarse" ante las detenciones arbitrarias por considerarlas "totalmente inaceptables". "Están ya prohibidas por el Derecho Internacional, pero algunos países siguen haciéndolo", ha matizado antes de instar a la comunidad internacional a rechazar este tipo de actos.

Reino Unido, por su parte, ha matizado que la declaración "no debe ser vista como una sola acción" y debería ser abordada ante la ONU o en la cumbre del G7 para poder así defender "los valores comunes" y el Derecho Internacional. Para el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, esta práctica es "indefendible" y no debe ser tolerada.

Sin embargo, las autoridades chinas han acusado a Ottawa de actuar "en complicidad con Estados Unidos y ayudar al país a utilizar a Meng Wanzhou para oprimir a las empresas chinas". "Este tipo de actuaciones (...) son hipócritas y despreciables", han señalado en un comunicado.