Publicado 07/12/2020 08:13CET

China.- China aboga por limar asperezas con EEUU y volver a retomar relaciones diplomáticas

HANDOUT - 11 September 2020, Russia, Moscow: Chinese Foreign Minister Wang Yi attends a joint press conference with his Russian counterpart Sergey Lavrov following their meeting. Photo: -/Russian Foreign Ministry/dpa - ATTENTION: editorial use only and on
HANDOUT - 11 September 2020, Russia, Moscow: Chinese Foreign Minister Wang Yi attends a joint press conference with his Russian counterpart Sergey Lavrov following their meeting. Photo: -/Russian Foreign Ministry/dpa - ATTENTION: editorial use only and on - -/Russian Foreign Ministry/dpa - Archivo

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, ha expresado este lunes la necesidad de que los gobiernos de Pekín y Washington trabajen nuevamente de manera conjunta "para eliminar todo tipo de barreras" que entorpezcan la reconstrucción de una relación basada en el diálogo y la cooperación.

"La tarea más urgente actualmente es que las dos partes trabajen juntas para eliminar todo tipo de barreras y así lograr una transición sin problemas en las relaciones entre China y Estados Unidos", ha dicho Wang.

"Al mismo tiempo, basándonos en la dirección de los beneficios mutuos para nuestros dos pueblos y países, debemos esforzarnos por reiniciar el diálogo, volver al camino correcto y reconstruir la confianza en esta próxima fase de relaciones", ha remarcado durante una reunión con el Consejo Empresarial China-Estados Unidos, informa el diario 'South China Morning Post'.

Las palabras de Wang llegan tras varios meses de una relación entre ambas potencias que parecía enquistada, después de que la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuviera un discurso hostil hacia China desde el estallido de la pandemia del coronavirus, responsabilizando a Pekín de ser los responsables directos de la crisis sanitaria global.

El ministro de Exteriores chino ha explicado que el deterioro de las relaciones entre Pekín y Washington se ha debido a la "mentalidad anticuada, propia de la Guerra Fría, así como de los prejuicios ideológicos" que ha mostrado Estados Unidos en algunos momentos.

"Esperamos y creemos que la política de Estados Unidos hacia China volverá a la objetividad y a la racionalidad tarde o temprano", ha dicho Wang, de cara a la entrada en la Casa Blanca de Joe Biden a partir del próximo mes.

No obstante, Wang ha matizado que volver a mantener buenas relaciones no implica que Estados Unidos debe intervenir en los asuntos internos de China, y ha señalado que para aquellos "problemas que no se pueden resolver de inmediato", es necesaria "una actitud constructiva" con la que evitar que aumenten las tensiones actuales.

Además de la crisis del coronavirus, las relaciones entre Washington y Pekín, siempre pendientes de un hilo, se han enturbiado por la enésima disputa comercial y tecnológica entre ambos, así como por los intereses estratégicos que ambas potencias mantienen a nivel mundial.

La venta de armamento a Taiwán por parte de Estados Unidos, o las críticas y sanciones de Washington a funcionarios chinos por su manejo de la crisis social que vive Hong Kong en el ultimo año con motivo de las reivindicaciones de mayores reformas democráticas, han profundizado también estas tensiones.