Publicado 05/07/2020 06:54CET

China.- China acusa a Canadá de "interferir gravemente" por la suspensión del acuerdo de extradición con Hong Kong

China.- China acusa a Canadá de "interferir gravemente" por la suspensión del ac
China.- China acusa a Canadá de "interferir gravemente" por la suspensión del ac - Brennan O'connor/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

China ha acusado a Canadá de "interferir gravemente" en sus asuntos internos tras suspender Ottawa el acuerdo de extradición con Hong Kong en represalia por la Ley de Seguridad Nacional promulgada por Pekín.

En un comunicado, la Embajada de China en Canadá ha denunciado lo que, a su juicio, son "unos comentarios injustificados sobre la ley" que "han interferido gravemente en los asuntos internos de China".

"Algunos países occidentales, incluido Canadá, se han entrometido en los asuntos de Hong Kong con el pretexto de los Derechos Humanos, lo que viola gravemente el Derecho Internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales", ha agregado.

Asimismo, ha criticado que esta circunstancia "expone plenamente su doble rasero en los temas de seguridad nacional y la intención de interferir flagrantemente en los asuntos internos de otros países". "No pueden representar a la comunidad internacional en absoluto y sus intentos están condenados al fracaso", ha remachado.

Así, "los asuntos de Hong Kong son enteramente asuntos internos de China y no permiten la interferencia extranjera". "El Gobierno chino se mantiene firme en su determinación de salvaguardar los intereses de soberanía, seguridad y desarrollo de China, implementar el principio de 'un país, dos sistemas' y oponerse a cualquier interferencia externa de los asuntos de Hong Kong", ha agregado la legación.

Por ello, ha instado a Canadá a "ver la Ley de Seguridad Nacional de una manera justa y objetiva", además de a "dejar de interferir en los asuntos de Hong Kong y los asuntos de China". En este sentido, la embajada también ha defendido que la nueva legislación "es un hito en la práctica de 'un país, dos sistemas'", representa "una sólida garantía institucional" y "garantizará el orden social" en el territorio.

La nueva Ley de Seguridad Nacional implica que el Gobierno de Pekín ejercerá su jurisdicción sobre casos "complicados" de Hong Kong, como los relacionados con injerencias extranjeras, cuando las autoridades locales no puedan hacer cumplir la ley o cuando la seguridad nacional del territorio esté bajo amenazas "graves o realistas", según consta en el texto legal difundido en las últimas horas.

La norma enumera cuatro categorías de delitos: secesión, subversión, terrorismo y colusión con un país extranjero o elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional. La pena máxima para cada delito es la cadena perpetua aunque la sentencia sugerida para algunos delitos menores es de tres años de prisión.

La falta de definición en estos casos "complicados", teme la ONU, podría desembocar en una "interpretación discriminatoria o arbitraria de la ley, lo que a su vez podría afectar gravemente a la protección de los Derechos Humanos".