Publicado 30/06/2021 20:04CET

China.- La china Didi debuta en Wall Street con un alza del 19 por ciento

Archivo - Acuerdo entre Volvo Cars y DiDi
Archivo - Acuerdo entre Volvo Cars y DiDi - VOLVO CARS - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La plataforma china de transporte compartido Didi Chuxing ha registrado un incremento en la cotización de sus títulos del 18,9 por ciento en su debut en Wall Street, después de haber levantado unos 4.400 millones de dólares (3.695 millones de euros) en la oferta pública de venta (OPV).

En concreto, los títulos de Didi se han situado en la apertura en los 16,65 dólares, frente a los 14 dólares en los que se cerró la OPV. Tras repuntar ligeramente hasta los 18 dólares (+28,5 por ciento), la cotización ha perdido fuerza hasta situarse en los 15,18 'billetes verdes (+8,4 por ciento).

Didi ha elegido cotizar en Wall Street bajo la figura de los certificados de depósito estadounidenses (ADR, por sus siglas en inglés). Bajo esta figura las acciones de empresas extranjeras pueden cotizar en Estados Unidos, pese a que el valor original no esté denominado en dólares.

Entre los accionistas de la plataforma china destaca la estadounidense Uber, propietaria del 12,8 por ciento de Didi, después de que esta adquiriese en 2016 el negocio de su rival en China, mientras que SoftBank Vision Fund posee un 21,5 por ciento.

Didi está actualmente presente en alrededor de 4.000 ciudades de 15 países y cuenta con 493 millones de usuarios anuales activos y 15 millones de conductores.

En el primer trimestre de 2021, Didi obtuvo un pequeño beneficio neto de 196 millones de yuanes (25 millones de euros), frente a las pérdidas de 3.982 millones de yuanes (512 millones de euros) contabilizadas en el mismo periodo de 2020, mientras que sus ingresos entre enero y marzo crecieron un 105 por ciento, hasta 42.163 millones de yuanes (5.418 millones de euros).

En el conjunto de 2020, los ingresos de la compañía cayeron un 8,5 por ciento, hasta 141.700 millones de yuanes (18.209 millones de euros), con pérdidas de 10.680 millones de yuanes (1.372 millones de euros) al cierre del ejercicio, un 9,8 por ciento por encima de los 'números rojos' contabilizados en 2019.