Publicado 16/04/2021 11:32CET

China.- Condenado a un año de cárcel el magnate de los medios hongkonés Jimmy Lai por las protestas

Archivo - 31 December 2020, China, Hong kong: Hong Kong pro-democracy activist and media tycoon Jimmy Lai leaves the court of final appeal during a break. Lai appeared in court as prosecutors asked the city's top judges to send him back to detention after
Archivo - 31 December 2020, China, Hong kong: Hong Kong pro-democracy activist and media tycoon Jimmy Lai leaves the court of final appeal during a break. Lai appeared in court as prosecutors asked the city's top judges to send him back to detention after - Liau Chung-Ren/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Hong Kong ha condenado a doce meses de prisión al activista y magnate de los medios de comunicación Jimmy Lai por participar en una protesta no autorizada, en un caso que también ha derivado en penas de cárcel para varios representantes más de la oposición.

Lai, fundador del periódico 'Apple Daily', ya se encontraba en prisión preventiva tras ser imputado en virtud de la controvertida ley de seguridad nacional, promovida desde Pekín para criminalizar cuestiones como la sedición o la injerencia extranjera en Hong Kong.

Sin embargo, la de este viernes es su primera condena penal, derivada de la supuesta vinculación del magnate con una protesta contra el Gobierno organizada en agosto de 2019 y a la que asistieron unas 300.000 personas. Junto a él, estaban imputados otros siete exdiputados, según el diario 'South China Morning Post'.

Los otros imputados han recibido penas de entre ocho y 18 meses de cárcel, si bien en tres de los casos la aplicación de las sentencias ha quedado suspendida. Así, el fundador del Partido Democrático, Martin Lee Chu Ming, ha recibido una pena en suspenso de once meses.

Lai, que tiene otros cargos pendientes, se ha convertido en uno de los símbolos de la persecución contra la oposición política en Hong Kong, donde aún colean los ecos de las protestas masivas contra el Gobierno de Carrie Lam que se iniciaron en 2019. La movilización no tenía precedentes desde que Reino Unido cedió la soberanía del territorio a China en 1997.

Contador