Publicado 06/02/2021 13:52CET

China y EEUU cruzan reproches y expectativas en uno de sus primeros contactos durante la Administración Biden

El presidente chino, Xi Jinping
El presidente chino, Xi Jinping - HUANG JINGWEN / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno chino ha instado a Estados Unidos a que "rectifique sus errores cometidos" para trabajar juntos con "respeto mutuo", según ha informado Pekín tras la conversación mantenida este sábado entre el alto diplomático Yang Jiechi y el nuevo secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en una de las primeras conversaciones entre ambos países tras la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden.

En respuesta, el secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, ha recordado a China que su país seguirá defendiendo sus valores tradicionales y ha pedido al gigante asiático que respete el Derecho Internacional.

Yang, director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Comité Central del Partido Comunista Chino, enfatizó que las dos partes "deben respetar los intereses centrales del otro y las opciones del sistema político y el camino del desarrollo y administrar sus asuntos internos", tras años de tensión comercial con el expresidente Donald Trump.

"China seguirá de manera inquebrantable su camino de 'Socialismo con características chinas' y ninguna fuerza podrá detener la realización del gran rejuvenecimiento de la nación china", declaró Yang, según el recuento de la conversación, recogido por la agencia oficial de noticias china, Xinhua.

En respuesta, y según un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Blinken dejó "claro" que Estados Unidos "defenderá sus intereses nacionales, sus valores democráticos y responsabilizará a Pekín por sus abusos del sistema internacional".

Además, ha advertido de que China "rendirá cuentas por sus esfuerzos para amenazar la estabilidad en el Indo-Pacífico, y especialmente en el estrecho de Taiwán".

Biden, en días anteriores, manifestó su intención de seguir ejerciendo presión sobre Pekín debido a sus "prácticas en materia de Derechos Humanos". Tan solo pocos días después de su llegada a la Casa Blanca, el Departamento de Estado ha difundido un comunicado respaldando el "compromiso" de Washington con Taiwán y pidiendo a Pekín el "cese de la presión militar, diplomática y económica" sobre la isla.