China.- Periodistas protestan durante una conferencia de prensa de la Policía de Hong Kong

Publicado 28/10/2019 13:33:44CET
China.- Periodistas protestan durante una conferencia de prensa de la Policía de
China.- Periodistas protestan durante una conferencia de prensa de la Policía de - Ivan Cheung/SOPA Images via ZUMA / DPA

   HONG KONG, 28 Oct. (DPA/EP) -

   La productora de noticias Amy Ip ha interrumpido este lunes una conferencia de prensa de la Policía de Hong Kong para entregarles un comunicado en rechazo al aumento de la violencia en contra de periodistas en los últimos cinco meses durante las protestas antigubernamentales.

   Ip ha apuntado con una linterna a los oficiales y ha criticado el comportamiento violento de las fuerzas de seguridad, así como la obstrucción de las libertades de prensa. "Así es cómo vosotros nos habéis apuntado con vuestras linternas, para que no podamos ver las malas acciones que estáis cometiendo", ha dicho.

   Después de esto, los oficiales han abandonado el lugar para posteriormente volver y continuar la rueda de prensa, una vez que Ip y otros periodistas que la acompañaban salieron de las instalaciones.

   La protesta en la sede policial ha seguido a una manifestación que se llevó a cabo este domingo en apoyo a los periodistas y que culminó con las fuerzas de seguridad lanzando gases lacrimógenos y balas de goma a los manifestantes.

   Durante las acciones de dispersión, la fotoreportera 'freelance' May James fue arrestada mientras fotografiaba las protestas, al tiempo que dos reporteros locales recibieron disparos con balas no letales.

RECHAZO A LA VIOLENCIA CONTRA LOS MEDIOS

   El Club de Corresponsales Extranjeros (FCC, en inglés) ha publicado este lunes un comunicado en el que condena el arresto de James, y ha criticado que la Policía le haya quitado la máscara antigas y la haya registrado a pesar de que iba identificada con el chaleco amarillo de prensa y un casco.

   El FCC ha destacado la importancia de que se realice una investigación independiente en torno a las acciones policiales, y ha denunciado que "este tipo de arrestos socavan la reputación de Hong Kong como un lugar donde los medios pueden trabajar en libertad, sin acoso ni intimidación".

   El sindicato de la emisora local RTHK también ha respondido al uso de la fuerza contra periodistas y ha indicado que "la Policía obstaculiza deliberadamente a los medios de grabar los hechos, con lo cual infringen seriamente la libertad de prensa".

   Por su parte, el superintente Jon Tse ha señalado que James ha sido arrestada porque en un principio se negó a presentar sus credenciales de prensa e insistía en que los oficiales le mostraran una orden. Tse ha calificado esto como "irracional, ya que los policías estaban uniformados".

   Al mismo tiempo, el superintente ha dicho que "algunos manifestantes se han hecho pasar por reporteros, lo cual ha complicado la interacción que tienen las fuerzas de seguridad con la prensa" y ha agregado que la Policía "no apunta directamente a los verdaderos reporteros de manera intencional".

   De todos modos, un vídeo publicado por el portal Hong Kong Free Press muestra a James presentando lo que parecen ser sus credenciales de prensa a un grupo de diez oficiales.

   Las protestas comenzaron hace cinco meses en rechazo al proyecto de ley de extradición, que permitiría a los residentes de Hong Kong ser extraditados a China continental. Sin embargo, las demandas de los manifestantes se han extendido hasta pedir el sufragio universal y una investigación independiente sobre la violencia policial.