Publicado 29/10/2021 05:57CET

China.- El presidente chino, Xi Jinping, participará en la cumbre del G20 por videoconferencia

Archivo - El presidente chino, Xi Jinping
Archivo - El presidente chino, Xi Jinping - HUANG JINGWEN / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de China, Xi Jinping, se dirigirá a la XVI Cumbre de Líderes del G20 de este fin de semana a través de videoconferencia por invitación del primer ministro italiano, Mario Draghi.

Así lo ha anunciado este viernes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying, según recoge la agencia oficial de noticias china Xinhua.

Hua ha precisado, además, que el mandatario chino pronunciará un "importante discurso" a través de la videoconferencia con la que intervendrá en la cita que se celebra en Roma y que contará con la participación de numerosos líderes mundiales, como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La decisión del líder chino, de 68 años, de hacer una aparición virtual subraya la estricta postura de su Gobierno a la hora de abordar la pandemia. De hecho, Xi no ha salido de China desde el 18 de enero de 2020, antes del estallido de la COVID-19.

De hecho, esta será la primera cumbre presencial tras la irrupción de la pandemia y una importante oportunidad, ya que muchos líderes se verán nuevamente en persona tras más de dos años. A gran escala, esta edición del G20 se centrará en la lucha contra el cambio climático, el coronavirus y las medidas necesarias para una recuperación global tras la pandemia.

Los expertos consideran particularmente importante esta cumbre porque servirá de antesala a la 26° Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que se desarrollará a partir del 1 de noviembre en Glasgow, Escocia.

La cita se celebra con dos grandes ausencias presenciales, la del presidente chino y el mandatario ruso, Vladimir Putin; al igual que tampoco acudirán el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Japón, Fumio Kishida.

Si bien seguirán las reuniones por videoconferencia y estarán representados por sus respectivos ministros de Exteriores --a parte de la intervención telemática del líder chino--, que ni Xi ni Putin hayan viajado a Roma podría suponer un frenazo por ejemplo a las negociaciones sobre la reducción de las emisiones de efecto invernadero antes de 2050.