Publicado 29/01/2020 18:50:56CET

China.- Registrados nuevos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes frente a una comisaría de Hong Kong

China.- Registrados nuevos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes fren
China.- Registrados nuevos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes fren - S.C. Leung/SOPA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de manifestantes prodemocracia se han enfrentado este miércoles a agentes de la Policía frente a la comisaría de Kwai Chung, en Hong Kong, después de que las autoridades de la región administrativa especial china impusieran cargos contra 44 personas por participar presuntamente en disturbios.

Según ha informado la Policía hongkonesa, los manifestantes han lanzado cócteles molotov contra la comisaría sobre las 20.00 (hora local), lo que ha provocado el despliegue de un dispositivo antidisturbios para dispersar la protesta.

El portal de noticias local HKFP ha señalado que los agentes han hecho uso de sprays de pimienta contra los manifestantes, que se han aglomerado en la zona al grito de "liberad a la gente" en el marco de unos nuevos enfrentamientos que ya están siendo investigados.

Una de las demandas de los manifestantes y activistas hongkoneses durante los últimos siete meses de fuertes protestas es que se dejen de calificar las marchas como "disturbios" o "amotinamientos". Los cargos por este tipo de actuaciones conllevan penas de hasta diez años de prisión.

La Policía detuvo a 32 hombres y 17 mujeres de edades comprendidas entre los 16 y los 41 años tras una serie de violentos choques entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en Sheung Wan. Algunos de los arrestados fueron trasladados a la comisaría de Kwai Chung antes de ser llevados ante la justicia este miércoles.

De los 44 imputados por participar en disturbios, un hombre de 33 se enfrenta también a cargos de asalto a la autoridad. Otro joven de 24 años ha sido imputado por posesión de armas.

Hong Kong se encuentra actualmente bajo una cuarentena parcial como parte de las medidas de emergencia puestas en marcha para contener la expansión del brote del nuevo coronavirus chino, que ha dejado por el momento 132 muertos en el gigante asiático.

La región se ha visto sumida en una grave crisis desde que estallaron las protestas el pasado mes de junio contra un polémico proyecto de ley de extradición a la China continental.

La jefa de Gobierno del territorio, Carrie Lam, acabó retirando definitivamente el proyecto de ley pero las protestas continuaron con demandas mayores, incluido el sufragio universal.

Los manifestantes protestan, además, por lo que consideran como una creciente interferencia de Pekín en Hong Kong, que volvió al dominio chino en 1997. China niega la intromisión y ha acusado a gobiernos extranjeros, entre ellos Estados Unidos y Reino Unido, de provocar la situación.

Contador