Publicado 13/03/2021 20:47CET

China.- Reino Unido acusa a China de incumplir el compromiso bilateral sobre el gobierno de Hong Kong

Archivo - Imagen de archivo de al bandera de Hong Kong
Archivo - Imagen de archivo de al bandera de Hong Kong - Viola Kam/SOPA Images via ZUMA W / DPA - Archivo

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno británico ha acusado este sábado a China de incumplir la Declaración Conjunta Chino-Británica de 1984 por la que Londres aceptaba devolver Hong Kong a China a cambio del compromiso de Pekín de conceder un amplio grado de autonomía política a la antigua colonia británica.

Reino Unido considera así que China está en "estado de continuo incumplimiento" de la declaración y ha condenado la decisión de Pekín de modificar el proceso para la elección del gobierno hongkonés.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, ha señalado que se trata del tercer incumplimiento de la declaración en menos de nueve meses, "un patrón diseñado para hostigar y reprimir las voces críticas con las políticas de China".

"La decisión de Pekín de imponer cambios drásticos para restringir la participación en el sistema electoral de Hong Kong supone un nuevo y claro incumplimiento de la Declaración Conjunta Chino-Británica, que es legalmente vinculante", ha añadido.

"La acción sostenida de las autoridades chinas implican que ahora me vea obligado a informar de que Reino Unido considera que Pekín está en un estado de incumplimiento continuo de la declaración conjunta, una evidencia del creciente distanciamiento entre las promesas y las acciones de Pekín", ha remachado.

En ese sentido, Raab reitera su "apoyo al pueblo de Hong Kong". "China debe comportarse de forma acorde con sus obligaciones legales y respetar los derechos y libertades fundamentales en Hong Kong", ha argumentado.

La tensión política entre los dos países ha crecido recientemente principalmente a raíz de las protestas en Hong Kong, un territorio que permaneció bajo soberanía británica hasta 1997. La imposición de la Ley de Seguridad Nacional y esta última reforma electoral han agravado la situación.

Tensions have been growing since China imposed a new national security law in Hong Kong, making it easier to clamp down on protesters.

The joint declaration was signed by the UK and China in 1984. London has insisted it should protect Hong Kong's significant autonomy and freedoms.

Raab was backed by foreign ministers from the G7 group of nations. They expressed concerns at the apparent erosion of democratic elements in Hong Kong's electoral system.

"We also call on China and the Hong Kong authorities to restore confidence in Hong Kong's political institutions and end the unwarranted oppression of those who promote democratic values and the defence of rights and freedoms," it stated.

The EU also raised concerns on Friday. Josep Borrell, the EU's high representative and vice-president, said that China was "consciously dismantling the 'one country, two systems' principle in violation of its international commitments and the Hong Kong basic law". Australia and New Zealand have also raised separate concerns.

The Hong Kong government has said it strongly opposes remarks questioning China's willingness to uphold the "one country, two systems", calling it a "groundless accusation".