Publicado 10/12/2021 02:46CET

China.- El secretario general de la ONU asistirá a los Juegos Olímpicos de Pekín

Archivo - HANDOUT - 24 June 2021, Belgium, Brussels: UN Secretary-General Antonio Guterres speaks at a press conference with President of the European Council Charles Michel (Not Pictured) ahead of of an EU summit at the European Council. Photo: Dario Pig
Archivo - HANDOUT - 24 June 2021, Belgium, Brussels: UN Secretary-General Antonio Guterres speaks at a press conference with President of the European Council Charles Michel (Not Pictured) ahead of of an EU summit at the European Council. Photo: Dario Pig - Dario Pignatelli/European Counci / DPA - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, António Guterres, asistirá a los Juegos Olímpicos de Pekín de 2022, tal y como han anunciado desde la organización en medio del debate sobre el boicot diplomático propuesto por Estados Unidos y al que se han unido Canadá, Reino Unido o Australia en protesta por violaciones de Derechos Humanos en el país asiático.

El portavoz de la Secretaría General de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha confirmado en una rueda de prensa que Guterres ha recibido una invitación del Comité Olímpico Internacional (COI) para asistir a la competición y "la ha aceptado".

"Creo que sus dos predecesores inmediatos han asistido a casi todos los Juegos Olímpicos desde al menos 2002", ha defendido Dujarric.

Así, el jefe de la ONU acudirá a Pekín mientras varios países occidentales se han sumado al boicot diplomático impulsado por Washington, al que ya se han sumado países como Australia, Reino Unido o Canadá, y que implica no enviar representación política a la cita en China en febrero, sin que afecte en principio a los deportistas de cada uno de estos países. La medida ha enfurecido al gigante asiático.

Por su parte, el Gobierno de Francia ha descartado este jueves sumarse al boicot ya que considera que "el deporte es un mundo que debe preservarse al máximo de interferencias política", mientras el propio presidente francés, Emmanuel Macron, ha tildado la acción de "insignificante".