Publicado 10/06/2020 17:26CET

China traslada a Japón su "preocupación" por su postura frente a Hong Kong y dice que la región es "completamente suya"

China.- China traslada a Japón su "preocupación" por su postura frente a Hong Ko
China.- China traslada a Japón su "preocupación" por su postura frente a Hong Ko - -/Pool/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de China han trasladado este miércoles al Gobierno japonés su "preocupación" por la postura adoptada por Tokio frente a la situación en Hong Kong a raíz de la aprobación de la ley de seguridad nacional y ha reiterado que la región es "completamente suya".

El portavoz del Ministerio de Exteriores del gigante asiático, Hua Chunying, ha insistido durante una rueda de prensa en que los asuntos de Hong Kong forman parte de los asuntos internos de China.

"El país en cuestión (Japón) podría adherirse al Derecho Internacional y sus principios básicos para las relaciones internacionales", ha aseverado Hua, según informaciones del diario 'The Straits Times'.

Sus palabras han tenido lugar después de que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, subrayara el lunes la importancia de tomar medidas que respalden el principio 'un país, dos sistemas' para preservar la autonomía, democracia y estabilidad de Hong Kong.

Abe expresó así su "profunda preocupación" por la aprobación por parte de China de una ley de seguridad nacional sobre Hong Kong que, según sus detractores, mermará las libertades y derechos de la población de la región administrativa especial china.

Este miércoles, el mandatario japonés ha vuelto a abordar el tema, y en un discurso ante el Parlamento ha manifestado que "obviamente, el G7 tiene la misión de liderar la opinión pública a nivel global". En este sentido, ha indicado que "Japón quiere tomar las riendas y difundir un comunicado conjunto que reafirme el principio 'un país, dos sistemas' para Hong Kong".

Tokio ya ha hecho un comunicado independiente en el que expresa su preocupación por la decisión tomada por Pekín el pasado 28 de mayo, el día que el Parlamento aprobó la ley.

La ley de seguridad nacional, que se ha topado con dudas y críticas por parte de opositores y activistas en la antigua colonia británica, podría poner en peligro, según las autoridades japonesas, la "autonomía especial de la que goza Hong Kong y sus libertades".

El texto criminaliza la sedición, la traición, el separatismo y la injerencia extranjera y podría derivar, por primera vez, en la apertura de oficinas de agencias de seguridad chinas en Hong Kong. La reforma, introducida como anexo en la Ley Básica --considerada la Constitución hongkonesa-- no requiere del visto bueno del Parlamento local.