Actualizado 04/11/2010 8:06:45 +00:00 CET

Chinchilla arremete contra la presencia militar de Nicaragua en Calero

 Laura Chinchilla
Reuters

SAN JOSÉ, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, calificó de "grave violación de la soberanía" la invasión de la isla de Calero por parte de Nicaragua, al tiempo que consideró "sin fundamento" las demandas territoriales de Managua sobre ese archipiélago.

"Estas acciones solo las podemos calificar como una grave violación a nuestra soberanía, a la integridad de nuestro territorio y a nuestro patrimonio ambiental", dijo Chinchilla en un mensaje dirigido a la nación.

En este sentido, la mandataria consideró que Nicaragua ha ignorado de manera "flagrante" el Tratado de Cañas-Jérez que establece los límites marítimos de cada país, especialmente en lo que se refiere a la Calero, ubicada en la desembocadura de los ríos San Juan y Colorado.

"Las cartas geográficas reflejan los límites con claridad y esas tierras invadidas son nuestras", aseguró la dirigente, confirmando así la incursión militar, hasta ahora admitida solo a través de un comunicado. "Allí instalaron campamentos, izaron la bandera de Nicaragua, destruyeron área boscosa protegida y vertieron sedimentos que provocan daño ambiental", agregó.

Además, Chinchilla adelantó que "Costa Rica seguirá actuando con la fuerza de la razón y no de las armas" para resolver la disputa. En este sentido, San José solicitó la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la disputa, mientras que Nicaragua anunció su intención de trasladar la cuestión a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El conflicto del río San Juan ya fue tratado en la CIJ en el año 2009, cuando dictaminó la soberanía de Nicaragua sobre la zona y su derecho a la navegación, aunque al mismo tiempo también determinó que Costa Rica puede utilizar el afluente con fines comerciales.