Publicado 27/04/2021 18:09CET

Chipre.- Guterres se muestra "realista" ante una nueva ronda de conversaciones sobre Chipre

El secretario general de la ONU, António Guterres
El secretario general de la ONU, António Guterres - Evan Schneider/UN Photo/dpa

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se ha mostrado este martes "realista" a la hora de abordar una nueva ronda de conversaciones entre las partes enfrentadas en Chipre, que buscan un renovado intento de resolver la disputa.

En un comunicado, el portavoz de Guterres, Stephane Dujarric, ha indicado que si bien Guterres ha decidido organizar el encuentro, es consciente de la situación y de la posibilidad "de lograr un avance" en este sentido.

"Como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, el objetivo del encuentro es determinar si existe una base común para que las partes puedan negociar en busca de una solución a largo plazo para el asunto de Chipre", ha indicado.

Las conversaciones ahora se producen cuatro años después de que los líderes grecochipriota y turcochipriota se reunieran por última vez en Suiza para hablar del futuro de la isla.

Sin embargo, las conversaciones se estancaron pasada una semana y después de que las partes abordaran los seis temas principales, que incluyen el reparto de poder, el establecimiento de nuevas fronteras y la garantía de seguridad, entre otros.

Esta previsto que durante esta nueva ronda, Guterres supervise tres días de encuentros informales en Suiza. Así, se reunirá con el líder turcochipriota, Ersin Tatar, y posteriormente con el presidente grecochipriota, Nicos Anastasiades.

Si bien Anastasiades ya ha participado en rondas anteriores, Tatar se encuentra al frente de la delegación turcochipriota por vez primera tras convertirse en presidente en octubre de 2020.

"El secretario general es realista. Este es un asunto que conoce bien, ha participado en numerosas conversaciones anteriormente", ha insistido Dujarric. Hasta Suiza se desplazarán también delegaciones procedentes de Grecia, Turquía y Reino Unido.

"El secretario general actuará en base a los resultados de estas conversaciones informales", ha dicho Dujarric, que ha instado a las partes a hablar de forma "franca y sincera".

Chipre está dividida en dos desde que en 1974 el Ejército turco ocupó la parte norte --el 36,2 por ciento de su territorio-- tras un golpe de Estado instigado por la junta militar en el poder en Grecia y ante el temor de que la isla se uniera a este último país.

El conflicto continúa siendo un foco de tensión entre Turquía y Grecia y, además, dificulta las ambiciones de Ankara de unirse a la Unión Europea.

Entre las cuestiones polémicas figuran la petición turcochipriota de establecer una presidencia rotatoria y la demanda grecochipriota de que Turquía retire a los 30.000 militares desplegados en el norte de la isla y renuncie a sus derechos de intervención.

A esto se suma la decisión de Tatar de abrir parcialmente el pueblo fantasma de Varosha en Famagusta, después de 46 años. La reapertura, que fue anunciada en octubre de 2020, es un punto más de tensión en la región, ya que esta localidad es un símbolo de la división de la isla después de que fuera invadida por Turquía en 1974 en respuesta a un golpe griego en el sur y su retorno a sus antiguos habitantes grecochipriotas es visto como un aspecto clave para una posible reunificación.

Contador